Loida Zabala, el poder de la superación en el deporte y en la vida

Con 49 kilos de peso puede levantar el doble con una fuerza que no sólo reside en sus brazos. La grandeza de Loida Zabala, atleta paralímpica de halterofilia adaptada, no es solo su fortaleza física sino su voluntad inquebrantable a la hora de derribar barreras y luchar por la igualdad. 

Con 11 años sufrió una inflamación de médula que le privó de la movilidad en las piernas, pero ese hecho no ha provocado que ponga límites a sus capacidades. La atleta sufre mielitis transversa, una inflamación de la médula que la llevó a tener que ser tratada en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. En ese momento, se sentó en su primera silla de ruedas y afirma que “fue algo maravilloso porque ya podía empezar a ser independiente”. 

El problema era que para poder moverse en silla de ruedas necesitaba fuerza. Por ello empezó a hacer mancuernas. A los 18 años le propusieron probar la halterofilia paralímpica y, como ella dice, “se enganchó”.

Loida es 16 veces campeona de España y cuenta con varias copas del mundo. Fue la primera mujer en representar a España en su modalidad deportiva en unos Juegos Paralímpicos (Pekín 2008). Más tarde llegaron Londres (2012), Río (2016) y Tokio (2021) cosechando diploma en todas las ediciones.

Ver oportunidades donde otros ven problemas

​​La silla de ruedas para ella no es una limitación sino una forma de llegar a todas partes y conquistar metas incluso fuera del deporte. Estudia Interpretación y le gustaría también derribar barreras como actriz. «Se puede demostrar, tanto a los jóvenes como a los mayores, que se puede hacer un papel exactamente igual sentada que de pie. Hay muchísimos personajes que se pueden hacer en silla de ruedas. La sociedad cambiaría ese punto de vista de la discapacidad», reflexiona.

Un mes antes de acudir a los JJOO de Londres (2012), Loida sufrió violencia de género por parte de su pareja causándole una lesión en un brazo y manifiesta que tocó fondo. Pero puso toda su energía en los Juegos Olímpicos porque no estaba dispuesta a renunciar a todo su esfuerzo. Tuvo que trabajar mucho para luchar contra la culpabilidad y la soledad, pero lo consiguió apoyándose en su familia y su entorno.

Ese espíritu de superación es el que le ha llevado a motivar a otras jóvenes a combatir el abandono de la actividad física. La deportista ha participado en la última edición del programa de Iberdrola y el Ayuntamiento de Madrid, ¡Chicas, el deporte nos hace poderosas!.

La deportista está muy involucrada porque, según diferentes estudios, las niñas y jóvenes entre 12 y 24 años abandonan la práctica deportiva en mayor medida que los varones por diversos motivos. Entre los datos relevantes, a nivel nacional la presencia de mujeres en órganos directivos de gestión deportiva es de solo un 10%. 

Loida Zabala es representante del programa Embajadoras de Iberdrola que pretende empoderar a las mujeres, reconocer su papel en la sociedad y concienciar al mundo de lo necesario que es que construyamos entre todos una sociedad en igualdad de oportunidades.

La deportista fue la ganadora de la i edición de los premios iberdrola supera 

La medallista paralímpica fue la ganadora de la primera edición de los Premios Iberdrola SuperA con su proyecto ‘Mucho por hacer’ entre los 400 que se presentaron en la convocatoria de 2020. A través de él, consiguió 50.000 euros que destinó a la compra de material del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, el lugar en el que ella comenzó su andadura por el deporte adaptado y que le ayudó a iniciarse en la disciplina deportiva que le apasiona. 

Actualmente, la convocatoria de 2022 de los premios Iberdrola SuperA ya está abierta y puedes presentar tu convocatoria en este enlace