El deporte: herramienta para el desarrollo sostenible y la paz

La práctica de la actividad física y deportiva supone una contribución para garantizar un futuro sostenible y pacífico para toda la humanidad. Este es el lema de 2022 para la celebración del Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, que anualmente se celebra el 6 de abril.

La Organización de las Naciones Unidas lo declaró en 2013 y a partir de ese año se quiere reconocer la influencia de la práctica deportiva y la actividad física, a través de la promoción del desarrollo sostenible y la paz, a la vez que valores como la solidaridad y el respeto. 

Así mismo, la ONU destaca el papel del deporte en el abordaje de la crisis climática que afecta al planeta, promoviendo la ejecución de acciones para la reducción de las emisiones de gases por el efecto invernadero, para mitigar el cambio climático.

El deporte ha desempeñado históricamente un papel importante en todas las sociedades, ya sea en forma de competiciones deportivas, de actividades físicas o de juegos. El deporte y el juego son derechos humanos que deben ser respetados y aplicados en todo el mundo, de ahí el reconocimiento por parte de la Organización de las Naciones Unidas y de la Unesco. 

Además, los deportes son una forma económica y eficaz de desarrollar y promover la paz, pero también por parte de ONG, gobiernos, agencias de desarrollo, federaciones deportivas, fuerzas militares. 

Se ha demostrado que los deportes promueven un sentido de comprensión y paz internacional a través de su capacidad para unir a personas de todos los orígenes, lo cual es especialmente importante en la sociedad globalizada actual. 

La importancia del deporte en nuestra sociedad no puede ser subestimada. Enseña importantes habilidades para la vida, como la confianza en uno mismo, el liderazgo y el trabajo en equipo. Los beneficios de practicar deportes no solo tienen un impacto en el individuo, sino que también tienen un efecto positivo en la sociedad en su conjunto.

El deporte tiene el poder de cambiar el mundo; es un derecho fundamental y una poderosa herramienta para fortalecer los lazos sociales y promover el desarrollo sostenible y la paz, así como la solidaridad y el respeto por todos.

Con el tema, Garantizar un futuro sostenible y pacífico para todos: la contribución del deporte, este 2022, la sede de la ONU en Nueva York reconocerá el papel del mismo para abordar la crisis climática y destacará acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar el cambio climático a través de su industria.

El deporte se encuentra en una posición única para mostrar liderazgo, asumir la responsabilidad de su huella de carbono, participar en un viaje climáticamente neutral, incentivar la acción más allá del sector deportivo y desempeñar un papel importante en la amplificación de la conciencia entre sus miles de espectadores y participantes del sector deportivo. 

Su contribución al progreso social y a la igualdad real

De la misma manera, se reconoce aún más el papel del deporte en el progreso social: «El deporte es también un facilitador importante del desarrollo sostenible. Reconocemos la creciente contribución del deporte al desarrollo y a la paz en cuanto a su promoción de la tolerancia y el respeto y los que aporta al empoderamiento de las mujeres y los jóvenes, tanto a nivel individual como comunitario, así como a la salud, la educación y la inclusión social», recoge la Asamblea General de la ONU en su declaración de Objetivos 2030.

Numerosas empresas han querido sumarse a esta línea que contribuye a la igualdad a través del deporte. Por ejemplo, Iberdrola, ​​refuerza su compromiso con el impulso a la igualdad a través del deporte, que comenzó en 2016, duplicando el número de mujeres a las que llega pasando de 300.000 a más de 600.000 en 2022. Tras esta nueva apuesta en 2022, el grupo apoya a más de 100 competiciones, 32 de ellas como ligas Iberdrola.

También quiere apoyar firmemente a los atletas olímpicos y paralímpicos, y patrocina al equipo paralímpico español a través del ADOP (Plan de Apoyo al Deporte Objetivo Paralímpico) desde su creación en 2005.

En 2016, la compañía se convirtió en el principal impulsor del programa Universo Mujer del Consejo Superior de Deportes (CSD). El objetivo de este convenio es fomentar y desarrollar el deporte practicado por mujeres como un instrumento de reconocimiento del importante papel de la mujer en el deporte y en la sociedad

Esta alianza, que ha ayudado a incrementar en un 42% el número de federadas en las disciplinas que apoya Iberdrola y que además contribuye a dotar de la infraestructura necesaria, se ha vuelto en gran parte digital debido a la pandemia y en 2022 volverán los eventos presenciales.