Dressember, moda y creatividad para luchar contra la trata de personas

Dressember

Según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado en enero de 2021 a partir de datos de 148 países, en 2018 se registraron en todo el mundo casi 50.000 víctimas de trata. Sin embargo, se estima que el número real de personas afectadas es probablemente mucho mayor, dada la naturaleza oculta de este delito. 

El informe también revela que los traficantes se aprovechan especialmente de las personas en situación de vulnerabilidad, como migrantes en situación irregular, las personas sin trabajo o niños y niñas procedentes de hogares desestructurados. La mayoría de las víctimas son mujeres adultas y menores de edad. En este último caso, su presencia entre las víctimas de trata se ha triplicado en los últimos 15 años. 

Los orígenes de Dressember 

Blythe Hill, la directora general y fundadora de Dressember, concibió en 2009 una inusual idea para recaudar fondos contra la trata de personas: se retó a sí misma a llevar un vestido todos los días de diciembreDressember» viene de la unión de las palabras dress y «december», «vestido» y «diciembre», en inglés). Este aparentemente sencillo gesto representa en realidad  una ocasión para reclamar y reapropiarse de esta prenda como símbolo de libertad y poder: al aceptar el reto creativo de llevar un vestido durante los 31 días de diciembre, se aboga por la dignidad inherente de todas las mujeres.

Poco a poco y con ayuda de las redes sociales, lo que comenzó como una iniciativa individual se ha ido transformando en un movimiento internacional de lucha contra la trata de personas, hasta que en 2013, Dressember se convirtió oficialmente en una organización sin ánimo de lucro. Hasta el momento lleva recaudados más de 13 millones de dólares para apoyar a las víctimas y supervivientes de la trata de personas de todo el mundo. 

Tu reto, tus normas (o casi)

Dressember es un movimiento colaborativo que aprovecha la moda y la creatividad para devolver la dignidad a todas las mujeres, reivindicar los derechos de las niñas y mujeres víctimas de la explotación sexual y rescatarlas de las garras de la trata. Dressember utiliza la moda para defender a las mujeres que han sido explotadas por su feminidad. 

El reto consiste en comprometerse a llevar un vestido –o una corbata– durante los 31 días del mes de diciembre. Algunas personas deciden sacar todo su fondo de armario y combinarlo de forma creativa. Mientras, otras prefieren llevar el mismo vestido durante todo el mes. Lo bonito del reto es que cada persona lo hace suyo y todas las opciones son válidas… siempre que impliquen el uso de un vestido o una corbata (no, la falda no cuenta como vestido: hay que llevarla en combinación con uno).  

Lo único que se pide es que registres un perfil en la página web de Dressember y lo publicites por la red subiendo una foto, historia o vídeo diario llevando vestido o pajarita, de tal forma que se puedan recaudar donaciones en tu nombre o en el de tu equipo. También se especifica que para formar parte del reto debes llevar el vestido en los momentos en los que tú puedas elegir qué ponerte. Es decir, que si por tu trabajo o porque vayas a realizar alguna actividad concreta –por ejemplo, deporte– no puedes llevar vestido, no pasa nada. Pero puedes participar no solamente formando parte activa del reto. También puedes hacer una donación, contárselo a tu familia y amigos o difundir la iniciativa en redes sociales. 

¿A qué se dedica el dinero redaudado?

Un 15% se dedica a los gastos administrativos derivados de la gestión de las donaciones. El 85% de lo recaudado se reparte entre IJM (International Justice Mission) y A21, dos organizaciones de derechos humanos que llevan años luchando por liberar a las niñas y mujeres de la esclavitud, el tráfico sexual y otras formas de opresión violenta, como los matrimonios forzados.