Mujeres programadoras que debes conocer en el Día Internacional de la Programación

mujeres programadoras

En la actualidad, las mujeres programadoras solamente representan el 11% de desarrolladores a nivel mundial, según el informe Java, web, mobile and PHP salary survey de la consultora Pearson. Esta cifra es todavía menor en España (el 9,3%). Además, según datos de Github –la mayor plataforma de desarrollo colaborativo de software–, las mujeres programadoras tienen mejor fama, pero solamente si ocultan su género.

El Día Internacional de la Programación se celebra cada año el día número 256 del calendario. Se eligió porque es la cantidad de números que pueden representarse con 8 bits (o 1 byte). Además, 256 es la mayor potencia de 2 menor que 365, número de días del año.

Con motivo de este día conmemorativo, os presentamos a cinco mujeres que han marcado hitos a lo largo de la historia de la programación: 

Ada Lovelace 

Es la primera programadora de la historia. En 1842, el matemático italiano Luigi Federico Menabrea publicó en francés una descripción del motor de la máquina analítica basada en una conferencia de su creador, el «padre de la computación», Charles Babbage. Ada Lovelace la tradujo al inglés, pero además, añadió notas al pie con mucha más extensión que el artículo. Este se considera el primer código de programación de ordenador completo, aunque la máquina nunca llegó a construirse. Inspirada en el telar mecánico de Jacquard, Lovelace describe las operaciones mediante las que unas tarjetas perforadas «tejen» una secuencia de números en la máquina analítica. Las tarjetas perforadas se utilizaron en informática hasta la década de 1980.

Margaret Hamilton 

En 1960 entró a trabajar en el Departamento de Meteorología del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Gracias a sus conocimientos en matemáticas, a las lecciones de su profesor y el gran esfuerzo que realizó para aprender varios lenguajes de programación por sí misma, pudo involucrarse en el proyecto SAGE que, aunque nació como un proyecto de predicción del tiempo, rápidamente pasó a ser un proyecto militar. En aquel proyecto, Hamilton fue la encargada de desarrollar el software para el primer ordenador AN/FSQ-7 que buscaba aviones «no-amigos» en el espacio aéreo norteamericano.

El gran éxito de esta misión militar hizo que se uniera al laboratorio que trabajaba en el Programa Apolo, donde pronto destacó por sus conocimientos. Fue la encargada, junto con su equipo, de diseñar parte del software del Módulo de Mando y el Módulo Lunar, y probablemente, la persona que evitó el fracaso de la misión: gracias a que el software estaba diseñado para priorizar funciones imprescindibles mediante la detección precoz de errores, se evitó una sobrecarga en el sistema que habría frustrado la misión.

Ana María Prieto 

Estudiaba Farmacia por indicación materna, pero, como no le convencía, se presentó para un puesto de trabajo en Bull General Electric, una de las primeras multinacionales de ordenadores de la época. Inicialmente fue seleccionada como operadora pero, en pocos meses, a través de cursos y de forma autodidacta, llegó a ser programadora de la empresa. 

Radia Perlman

Creadora de software, ingeniera de redes y experta en seguridad, es conocida como «la madre de Internet», puesto que creó el protocolo STP (Spanning Tree Protocol). A lo largo de su trayectoria, Radia Perlman ha registrado un centenar de patentes, ha publicado varios libros sobre la seguridad de las redes y ha recibido múltiples premios y reconocimientos por sus contribuciones.

Carol Shaw 

Es una ingeniera e informática estadounidense conocida por ser la primera mujer diseñadora de videojuegos. Antes de finalizar sus estudios, la empresa Atari la reclutó para trabajar como 00, oficialmente desempeñando la labor de ingeniera microprocesadora de software. De esta forma, se convirtió en la primera mujer diseñadora de videojuegos por sus trabajos en el juego de Polo, en 1978. Aunque el videojuego nunca llegó a publicarse, en Internet hay disponible un prototipo. También programó y diseñó el videojuego Tic-Tac-Toe para la Atari 2600.