Luces de esperanza para iluminar la oscuridad

luces de esperanza

Aunque parezca mentira, todavía existen muchas zonas a las que no llega la luz. Por ello, proyectos como el de Luces de Esperanza, que hacen llegar la electricidad a las zonas más desfavorecidas del planeta, son más importantes que nunca. ¿En qué consiste?

Hace casi dos años, Luces de Esperanza, impulsado por Iberdrola, solucionó el problema de electricidad de más de 30 comunidades mexicanas que no habían tenido luz en los últimos 25 años.

luces de esperanza

Pulsar un interruptor para iluminar cualquier habitación. Tener luces por toda nuestra casa, electricidad para calentar nuestra comida y el agua para nuestras duchas. Son actos cotidianos que no nos paramos a valorar.

Nos parece impensable que aún haya poblaciones en las que la electricidad no llegue y sus habitantes no sepan lo que es encender las luces o tener otra iluminación que no sea la de las velas cuando llega la noche. Pero estas situaciones todavía siguen dándose hoy, en pleno siglo XXI.

Luz eléctrica, una realidad para unos pocos

La realidad es que todavía en 2021 en México existen 268.863 hogares que no tienen acceso a la energía eléctrica. Un ejemplo de ello es Vitalina Jiménez, quien a sus 60 años nunca había tenido electricidad en su choza de la Huasteca Potosina, en la zona rural del centro de México. Hasta ahora, Vitalina vivió en la oscuridad, preparando la comida con leña, usando velas por la noche y quemando diésel para combatir el frío.

En cambio ahora, la radio conectada a un enchufe de su modesta vivienda no deja de sonar. ¿Qué ha ocurrido para que esto sea posible? La segunda etapa del proyecto Luces de Esperanza.

Gracias a esta segunda fase del proyecto, se han visto beneficiadas más de 700 personas, gracias a la instalación de sistemas solares autónomos y baterías en un centro de salud y 100 viviendas distribuidas en 36 comunidades de los municipios de Tamaunchale, San Martín Chalchicuautla, Matlapa y Tampacán.

Luces de Esperanza incluye también la impartición a las comunidades de talleres ambientales con el objetivo de generar conciencia entre todos los habitantes sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y el uso de energías renovables para avanzar hacia un futuro sostenible.

Luces de esperanza para la salud

Pero no es solamente en el día a día cuando el proyecto Luces de Esperanza hace mejor la vida de los habitantes mexicanos. Como decíamos, también se han instalado baterías y paneles solares en centros de salud como la Casa de la Salud de Xiliapa, donde la auxiliar Olga Esperanza González llevaba 16 años atendiendo a sus 250 pacientes sin electricidad.

luces de esperanza

Antes de la instalación del panel de energía solar, los médicos llevaban a este y otros centros de salud las vacunas y los medicamentos en termos o neveras. Ahora, será posible instalar en el mismo centro estas neveras para evitar que las vacunas se echen a perder.

El proyecto Luces de Esperanza fue impulsado por Iberdrola en noviembre de 2019 en San Luis de Potosí y en diciembre de 2020 se extendió a Oaxaca. Gracias a este programa se espera beneficiar a 12.000 personas por lo que se destinará una inversión de 80 millones de pesos hasta el año 204.