El brillo de las Mujeres Digitales

Mujeres digitales

La pandemia ha modificado nuestros hábitos de vida y, entre las cosas que se han visto más afectadas, encontramos las reuniones masivas de gente y, con ello, los eventos y ferias. Estar con más personas, hablando, compartiendo experiencias, vivencias, aconsejando, es algo que va intrínseco en nuestra naturaleza humana. Sin embargo, si hay algo que nos ha dado la tecnología es la posibilidad de hacerlo a través de ella cumpliendo todas las medidas sanitarias. Se siguen haciendo, pero el formato es distinto.

Así, dentro del marzo de las celebraciones por el 8M que se están llevando a cabo esta semana, este jueves pudimos acudir a un evento online organizado por Iberdrola y el ISDI. El II Encuentro de Mujeres Digitales reunió, una vez más, a seis mujeres que se dedican al mundo digital. Seis mujeres emprendedoras, fuertes, valientes, sin miedo y llenas de vitalidad. Seis mujeres que, o bien han creado su propia empresa o han llegado a altos puestos gracias a su duro trabajo y sus altas capacidades.

Mujeres digitales líderes

Este encuentro con mujeres digitales estuvo moderado por la periodista, escritora y asesora en Fundación Telefónica, Isabel Durán, quien comenzó la mesa redonda con una reflexión muy interesante: “El 8M es todos los días. Estamos viviendo un momento histórico en esta revolución digital que nos está dando una oportunidad a las mujeres que antes no teníamos. Mientras que en todas las revoluciones anteriores las mujeres siempre hemos partido con cierta desventaja, ahora todos estamos en la casilla de salida”.

Junto a ella, como decíamos, estaban seis mujeres digitales que han demostrado que el género no es motivo ni razón para no llegar a lo más alto de las empresas. Iberdrola, una de las empresas organizadoras, estaba representada por Beatriz Crisóstomo, responsable global de Innovación en la eléctrica española. ISDI, la otra empresa organizadora, estaba representada por María Álvarez de Linera, Directora de Talento, Cultura y Organización en ISDI. Junto a ellas estaban Laura de la Fuente, CEO de Snipped; Maví Nafría, Industry Manager en Google y co-directora de #Lamremarkable; Minerva Pérez, Consultora de Marketing y co-fundadora de Asombrosa.es; e Inés Arroyo, Fundadora y Directora Creativa de @laagam.

Mujeres digitales y referentes reales

Ante la pregunta de cuáles fueron sus inicios, Beatriz Crisóstomo, ingeniera de telecomunicaciones, contó su experiencia: “Cuando empecé la carrera, éramos un 25% de mujeres en clase. Ahí fui consciente de las pocas mujeres que había en tecnología y que estábamos en minoría”. Así, la empleada de Iberdrola aplaude las iniciativas de la eléctrica en apoyar el talento femenino desde la infancia y que las niñas se interesen por las carreras STEM: “En Iberdrola nos hemos dado cuenta de que faltan referentes femeninos. Las niñas no saben que ellas también pueden ser ingenieras sin ser frikis o bichos raros”.

Por su parte, Inés Arroyo, la más joven de todas, a sus 26 años ya ha fundado Laagam, una empresa de moda online dirigida a un público totalmente digital. “Cuando fundé Laagam pensé que por tratarse de moda iba a haber más presencia femenina, pero no ha sido así”. Aun así, Arroyo reconoce que cada vez hay más hombres que luchan codo con codo con las mujeres por la igualdad: “Aunque en mi empresa el 80% somos mujeres, mis dos socios son hombres y han estado en otras empresas y visto la desigualdad. No quieren eso para sus hermanas, novias o amigas”, sentencia.

Por una igualdad real

Minerva Pérez fundó Asombrosa al darse cuenta de que apenas había representación femenina en el mundo de los eventos. “Asombrosa es un proyecto que se dirige al emprendimiento, a la mujer profesional y al bienestar femenino, algo muy importante y que nadie nos explica, no interesa”. Además, Pérez confiesa que se siente muy orgullosa de que todo el mundo quiera estar en su proyecto y quieran contar su historia.

Otra reflexión que hizo Isabel Durán fue que “España es uno de los países con más mujeres al frente de compañías telefónicas, pero los medios de comunicación no dan visibilidad”. Aquí, Mavi Nafría contó orgullosa que las compañías americanas tienen muy buenas políticas de paridad. “Cuando yo estaba en Johnson & Johnson me ascendieron estando de baja por maternidad”. Por su parte, María Álvarez de Linera coincide con el resto de mujeres digitales en que las “organizaciones tienen que cambiar y que aquí las mujeres tenemos muchísimo que aportar. En ISDI somos conscientes de que nos queda mucho trabajo por hacer y tenemos la responsabilidad de demostrar que el cambio es posible”.

Para finalizar, hubo dos cosas en las que estas siete mujeres digitales estuvieron muy de acuerdo y es precisamente que es un buen momento para transformar el mundo y que el papel de las mujeres es también el de crear un buen ambiente de trabajo para inspirar a más mujeres.