Ni batallas ni vencidos, ¿cómo debemos hablar del cáncer?

cáncer

Hay llamadas que no nos gustaría recibir nunca, momentos que, si de nosotros dependiera, evitaríamos vivir a toda costa. Una de las cosas que más asustan al ser humano es la enfermedad, tanto la propia como la ajena. Por eso, nadie quiere escuchar de boca de una persona querida la temida frase: “me han diagnosticado cáncer”.

En 2019 fueron un total de 277.234 personas las que tuvieron que dar esta noticia a sus familiares y amigos y que, seguramente, se encontraron con ese silencio incómodo en el que ninguna de las dos partes sabía bien qué decir hasta que quien recibía la noticia, en un intento por mantener la calma y dar ánimos dijo: “sé optimista, seguro que ganas la batalla”. ¿Es esta frase lo mejor que podemos decirle a una persona que está pasando por un cáncer?

Hoy, como cada 4 de febrero, se celebra el día mundial de la lucha contra el cáncer, una enfermedad que cada año afecta a más personas en todo el mundo. Y es que no solo afecta a quién recibe el diagnóstico, sino que esta enfermedad también hace mella psicológica en todos los familiares y amigos del paciente.

Cáncer, segunda causa de defunción en España

A nivel mundial, el cáncer supera a la enfermedad cardiovascular como principal causa de mortalidad. En España, según el INE, es la segunda causa de defunción con el 27,86% de los fallecimientos, mientras que las enfermedades cardiovasculares son las responsables del 29,66% de las muertes. Y sí, todo esto en un año en que han muerto miles de personas por COVID-19. A pesar de que la pandemia ha frenado en seco nuestras vidas, del mismo modo que las parejas han seguido casándose en 2020 y teniendo hijos, los diagnósticos de cáncer han seguido produciéndose, así como las muertes por esta enfermedad.

Sin embargo, este 2020 ha sido ligeramente positivo en cuanto a la supervivencia del cáncer y es que esta ha aumentado en un 1,3%. En España la supervivencia por cáncer se ha duplicado en los últimos 40 años, siendo las tasas de supervivencia más comunes a cinco años para el cáncer de mama, próstata, colorrectal y pulmón.

Ni batallas, ni luchadores. El poder de las palabras

A pesar de que mucha gente sobreviva a esta enfermedad, no hay que olvidar que son miles de personas las que cada año pierden la vida, concretamente 112.714 en 2018. Seguramente, hayas leído en alguna ocasión una entrevista a alguien que se ha curado del cáncer con un titular enorme diciendo que “un luchador o luchadora” ha “ganado una batalla”. Del mismo modo, las noticias que anuncian el fallecimiento de alguien por esta enfermedad siempre está acompañado por un “pierde la lucha contra el cáncer”. ¿Es adecuado utilizar este lenguaje bélico para referirse a la enfermedad?

Los psicólogos y oncólogos lo tienen muy claro y es que utilizar estas metáforas y ubicar a los pacientes en los grupos de vencedores y vencidos puede ser más que contraproducente para ellos. Y es que a las personas que están pasando actualmente por la enfermedad puede generar frustración por verse obligados a mantenerse fuertes y positivos cuando en realidad no encuentran las fuerzas por ningún lado y posiblemente lo único que quieran sea un abrazo o poder desahogarse con alguien conocido.

¿Qué decir en una situación así?

De este modo, aunque solo queramos ayudar, estamos generando, sin querer, el efecto de que curarse del cáncer es una cuestión de actitud y positivismo y, lamentablemente, esto no es así aunque la actitud siempre es importante. Y es que los familiares de los fallecidos pueden pensar: “Entonces, ¿mi padre murió porque se rindió? ¿Porque estaba triste?”.

Y es que en una situación así la ayuda psicológica tanto a pacientes como familiares es de suma importancia. Sin embargo, el 94% de las comunidades autónomas no ofrece tratamiento psicológico y el 48% de los hospitales públicos no dispone de este servicio.

Así, muchas veces nos queda saber por propia experiencia de pacientes que ya hayan pasado por esto, qué es lo que quieren escuchar y qué no. ¿Sabes qué puedes decirle a un paciente de cáncer?

  • Lo siento: Es lo más sencillo, pero lo más efectivo para hacerle saber a esa persona que le tienes presente, lo que le ayudará a disminuir la sensación de soledad.
  • Si necesitas algo, dímelo: Puede que en ese momento no necesite nada, pero a lo mejor en unos días necesita que alguien le acompañe al hospital o simplemente hablar por teléfono o dar un paseo para despejarse
  • ¿Quieres que hablemos de ello? Muchas personas no quieren hablar de la enfermedad a sus familiares para ahorrarles la preocupación. Es importante que sepan que siempre estaremos dispuestos a escucharles hablar de temas complicados.
  • El fin de semana tengo una cena, ¿te apuntas?: En esta situación es muy importante que mantengan el contacto social y se distraigan.
  • Recuerda que lo más importante es hacerle saber a esa persona que no está solo y que puede encontrar en ti el apoyo que necesita.

¿Qué no decir en una situación así?

Sin embargo, muchas veces por el propio desconocimiento o por no saber qué decir hacemos algún comentario desafortunado. Esto es lo que no puedes decirle a alguien con cáncer:

  • Seguro que saldrás de esto. No olvidemos que no todo el mundo sobrevive a la enfermedad, por lo que no podemos hacer pronósticos concretos y mucho menos promesas cuyo cumplimiento no depende de nosotros. 
  • Sé positivo: Ante todo, hay que tener claro que no existen instrucciones para afrontar el cáncer y cada persona lo vive como puede: unos con desesperación, otros con resignación y otros como una lucha. Ser positivo, no es una recomendación que funcione y el paciente lo puede ver como una responsabilidad y causarle más ansiedad.