Los Reyes Magos más solidarios

Reyes Magos

Como ya podíamos imaginar, el cambio de año no iba a transformar la situación pandémica en la que vivimos y esto ha afectado también al día de Reyes Magos. La ilusión por ver la cara de emoción de los más pequeños, la alegría de ver los zapatos llenos de regalos y el ir y venir de casas de familiares en búsqueda de los presentes que dejaron sus majestades, este 2021 se han convertido en restricciones a la movilidad, en limitaciones, en reuniones solo con convivientes y, lamentablemente, en muchos casos en menos regalos o incluso en la imposibilidad de tener un detalle con los más pequeños.

La crisis económica que ha provocado la COVID-19 ha tenido numerosas víctimas. Los ERTEs y los despidos provocados por la imposibilidad de abrir comercios y restaurantes se ven reflejados en la angustia de muchos padres que este año, más que nunca, han tenido que hacer un esfuerzo mayúsculo para poder hacer un regalo a sus hijos por el día de Reyes Magos y que estos, que han pasado también un año 2020 durísimo, recuperen por un momento la felicidad, la ilusión y vuelvan a creer en la magia.

Los Reyes Magos demuestran que la magia existe

Y es que ya hemos demostrado que la Magia de la Navidad existe y la de los Reyes Magos, también. Este año, a pesar de que no pudieron llegar en la tradicional cabalgata, estuvieron presentes en todas las ciudades del país; y es que para ellos no había restricciones de movilidad y tenían salvoconducto para llegar a las casas de los más pequeños. Ya fuera en coche, avión, globo o barco, Melchor, Gaspar y Baltasar no faltaron a su cita anual con los españoles y cumplieron como siempre llevando regalos a todos los niños que dejasen sus zapatos bajo el árbol.

Como decíamos, este año ha sido muy complicado para muchas familias cumplir con esta tradición, pero es aquí donde la magia de los Reyes Magos brilla más que nunca y la solidaridad de la gente sale a relucir. Por ejemplo, la Cruz Roja de Bilbao puso en marcha su iniciativa “Sus derechos en juego” para que ningún menor se quedase estas Navidades sin juguetes: “Sabemos que este año nadie está para gastos y quizás no podamos repartir dos juguetes a cada niño necesitado, pero al menos queremos lograr uno” manifiesta al diario El Correo Víctor Gutiérrez, presidente de Cruz Roja Bizkaia.

Además, este año no se han querido olvidar de los adolescentes entre 14 y 18 años, que también son niños y, precisamente porque son más conscientes de la situación, necesitan más aún un detalle que les haga recuperar la ilusión. Así, han conseguido repartir 6000 juguetes educativos.

Visitas reales y especiales

En Cádiz, concretamente en San Fernando, la Asociación Reyes Magos ha conseguido atender a unos 800 niños esta Navidad logrando que también tuviesen su regalo la noche del 5 de enero. Además, a pesar de que ha sido un año complicado para las donaciones, afirman orgullosos que han conseguido superar ligeramente los datos de la campaña del año pasado.

Por su parte, la fundación onubense Valdocco también puso su granito de arena organizando una entrega solidaria por parte de SSMM Los Reyes Magos entregando regalos a 140 menores de 76 familias necesitadas.

Pero en Gente que Brilla sabemos que el verdadero regalo es la sonrisa y el brillo en los ojos de un niño feliz. Por eso, no podíamos dejar pasar la iniciativa que ha tenido la fundación de lucha contra el cáncer “El Sueño de Vicky” que ha llevado a los Reyes Magos a las casas de los niños que han pedido en sus cartas más recursos e investigación en la lucha contra el cáncer infantil. Eso sí, estas visitas se han hecho cumpliendo todas las medidas necesarias para prevenir el contagio por coronavirus. Los Reyes Magos visitaron a los pequeños en zonas comunes, con ventilación y obviamente con mascarilla y cumpliendo la distancia de seguridad. Lógicamente, los niños no quieren que los Reyes Magos enfermen y estos tampoco quieren que lo hagan los pequeños a los que tanto quieren.

Lo que seguramente haya en más de una carta tanto de niños como de adultos es que en el 2022 podamos volver a recibir a los Reyes Magos en las cabalgatas y volver a pasar el día 6 de enero rodeados de nuestras familias y recibiendo el mayor regalo del mundo: el abrazo y el cariño de los nuestros.