Garantizando una Navidad que Brilla

Se acercan fechas importantes, memorables y en las que, este año, vamos a estar más tiempo que nunca en nuestras casas. Y… ¿Qué sería de nuestra Navidad sin luz?

No solo pensamos en iluminar nuestro árbol de Navidad, sino también en sacar esa cena del horno en Nochebuena o ver las campanadas en la televisión. Y, para conseguirlo, hay algo que no puede fallar: la electricidad. 

Es por eso por lo que queremos agradecer a la #GenteIberdrola que en nuestros días más señalados está siempre atenta para asegurarse de iluminar y calentar nuestra Navidad.

Este año, volvemos a dedicar estas fiestas a los #PueblosQueBrillan, que están viviendo un retorno de sus habitantes y, donde por ser más pequeños, no tienen menos derecho a tener un servicio igual de accesible.

La Brigada i-De de Benicarló

Queremos acercarnos a aquellos que aseguran nuestro suministro y saber cómo es su día a día en la atención del servicio eléctrico. Para ello, hemos ido a conocer a la brigada i-De de Benicarló, distribuidora de energía del Grupo Iberdrola

Javier Bosqued, de la brigada i-De de Benicarló, nos cuenta cómo es su rutina, atendiendo tanto el servicio urgente como los servicios programados. No solo se trata de atender incidencias y emergencias, sino de prestar atención y servicio a todos los clientes, especialmente a los sensibles que, por ejemplo, dependan del funcionamiento de un respirador, centros sanitarios…

Es difícil mostrar el valor que tiene nuestro trabajo, pero, afortunadamente, en los pueblos la gente es mucho más cercana y se dan cuenta del esfuerzo que hacemos realmente.

Cuando les preguntamos por su trabajo en situaciones adversas Antonio Gallardo Serrano, también trabajador de la brigada i-De Benicarló, nos cuenta cómo recuerda uno de los momentos más duros de 2020. Fue el momento en el que se tuvo que enfrentar al temporal con grandes inundaciones del mes de enero, donde el nivel del agua les hizo trabajar sumergidos hasta la cintura durante horas. Afortunadamente ese esfuerzo hizo que toda la población de Peñíscola pudiera recuperar el suministro eléctrico. 

Y es que, cuando suceden catástrofes de este tipo nos adentramos en los problemas que acarrean y, en ocasiones, no nos paramos a valorar el esfuerzo que requiere conseguir que todo siga funcionando con normalidad.

Vivir en Peñíscola, uno de los pueblos más bonitos del mundo

Peñíscola es, para quien no la ha visitado, una de las poblaciones más bonitas de España y del mundo. Así lo certifica la Asociación de los Pueblos Más Bonitos de España y la Federación Internacional de los Pueblos más Bonitos del Mundo. Peñíscola forma parte desde 2012 de este selecto club, con menos de 500 pueblos repartidos por todo el planeta.

Pero parece que no solo sus vistas, sus monumentos y su historia le acompañan, sino que su gente también. 

En nuestra conversación con estos trabajadores de Iberdrola, nos hemos acercado a su forma de vivir en el pueblo, mucho más cercana y con una calidez que emociona. Ambos, orgullosos, nos cuentan cómo su trabajo en el pueblo es mucho más valorado y cómo sienten el reconocimiento por el esfuerzo que realizan a diario. 

“Nadie imagina una Navidad sin luz, somos personal esencial y, durante las fiestas, también estamos con vosotros”.