Poniéndole cara al cáncer de mama en Instagram

cáncer de mama

Tendemos a pensar que el cáncer de mama es algo, como tantas otras enfermedades, que siempre le ocurre a los demás; a una vecina, a una conocida, a la madre de una compañera de trabajo… Sin embargo, un día quien oiga la temida frase “es un cáncer de mama” puedes ser tú, tu madre, tu hermana, tu mejor amiga, tu suegra o incluso tu hija porque esta enfermedad, desgraciadamente, no entiende de edades.

En el mundo, cada 15 segundos una mujer es diagnosticada de cáncer de mama. Cada 15 segundos… Esto es menos de lo que tardas en beber agua o lo que tardas en lavarte las manos. En España, el año pasado 33.315 mujeres fueron diagnosticadas con esta enfermedad, habiéndose incrementado su incidencia en un 7,5% desde el 2012. Sin embargo, no todos los datos que rodean a esta enfermedad son negativos, ya que la supervivencia del cáncer de mama a cinco años es del 90%. Es decir, 9 de cada 10 mujeres con esta enfermedad siguen con vida cinco años después de haber comenzado el tratamiento.

Todos los años por estas fechas repetimos la misma palabra como si fuera un mantra: prevención, prevención, prevención. Es clave la autoexploración, pues un diagnóstico precoz eleva la supervivencia al 90%. Por eso es de vital importancia que al menos una vez al mes te autoexplores las mamas y si encuentras cualquier anomalía acudas rápidamente a tu médico.

Visibilidad en las redes sociales

Otro de los factores importantísimos para quitarle todos los tabúes al cáncer de mama es la visibilidad y aquí las redes sociales juegan un factor fundamental. Hoy, hablaremos de la historia de Fátima Pareja, una sevillana que con tan solo 23 años se enfrentó a un cáncer de mama con doble mastectomía. 

View this post on Instagram

Te invito a que te emociones, a que te desesperes y a que te asomes a la ventana a gritar si lo necesitas. No estamos viviendo una buena situación y, todos lo sabemos. Ahora es cuando podéis experimentar una pequeña parte de los sentimientos que yo tenía cuando mi enfermedad me impedía salir de casa, pero sin dolor, suertudos. A mi me enseñó el cáncer y ha tenido que venir este virus para ser un poco más conscientes de que hay que sentirse privilegiado hasta por sentir ese azote de la brisa en tu rostro, ese del que tanto te quejas. Así como las cosas buenas pasan, esto también pasará y, no dudo que dejando un aprendizaje magnífico en cada uno de vosotros. Yo mientras tanto sigo desafiando al virus en casa, como en su día lo hice con mi bichito. Demos una lección de solidaridad, desde dentro. ¿Te apuntas? .. ..👇🏽.. .. #yolodesafioencasa

A post shared by 🦏 F A T I M A P A R E J A (@fatimapareja3) on

Fátima, que tiene una sonrisa tan grande como su fuerza, decidió contar cómo era su día a día con la enfermedad en su cuenta de Instagram (@fatimapareja3). En esta plataforma le ha puesto imagen a la enfermedad, subiendo fotos de todo su proceso de recuperación y tratamiento e iniciando el movimiento #autoexplorate la mama, concienciando a chicas de todas las edades de que esta enfermedad no conoce de edades y que tampoco avisa.

En su blog, Fátima nos cuenta cómo fue el momento en el que, haciéndose una ecografía de mama, le dicen que tiene algo, a lo que ella responde “será un bulto de grasa, a mí no me duele nada”; y le contestan: “Tienes que saber que el cáncer de Mama no duele”.

La historia de Cristina es otra de las que te ponen los pelos de punta y las emociones a flor de piel. Más conocida como @mamasefuealaguerra, esta superviviente ha contado la cara más amarga de la enfermedad en su cuenta de Instagram pero también ha compartido hace unos días con sus más de 75 mil seguidores la estupenda noticia de que “ha pasado la ITV con éxito”, como dice ella. 

View this post on Instagram

. A los que tienen que darnos la mala notícia y la lloran con nosotros. A los que nos agarran la mano sin dejarnos caer. A los que nos pinchan, sintiendo nuestro dolor como suyo. A los que celebran la vida con nosotros tras un "todo marcha bien". A todos, a todos vosotros héroes con bata, gracias por rescatarnos de nuestros miedos, antes, durante y después. Eternamente agradecida, vuestra paciente Her2+++. ITV superada con éxito 💃✌️💪😘 #cancer #cancerdemama #cancerinfantil #fuckcancer #cancersurvivor #mamasevaalaguerra #hospital #revision #heroes #blondehair #instahappy #photography #instaphotos #instamoments #instagood #instapic #instagram #friends #promesas #nosueltotumano #unpetóalcel #dospetonsalcel #13

A post shared by мaмaѕevaalagυerra (@mamasevaalaguerra) on

A Cristina la vida le ha golpeado duro, pero esto no ha impedido que ella siga afrontándola con una sonrisa. En el 2015 le diagnosticaron un cáncer de mama y al poco tiempo a su hija pequeña, con poco más de un año, le diagnosticaron la misma enfermedad. Lamentablemente, Martina no pudo superarlo pero Cristina decidió no rendirse y vivir su vida y la que Martina no pudo disfrutar, siempre con la ayuda inocente de Lucía su hija mayor, quien es el verdadero motor de su vida porque “ella me rescata todos los días”.

La importancia de sentirse guapa

Sabemos que lo importante es estar sanas y que cuando no hay salud el físico pasa a un segundo plano. Sin embargo, cualquiera que se someta a un tratamiento tan agresivo como la quimioterapia, sabe que verse bien es muy importante para el estado anímico de los enfermos. 

Aquí, asociaciones como Mechones Solidarios hacen una labor increíble recuperando la imagen anterior a la enfermedad de muchas mujeres que han perdido el pelo pero también recuperando su sonrisa. 

¿Cómo trabajan? Crean pelucas a partir de donaciones voluntarias. Estas donaciones deben de cumplir tres reglas básicas:

  1. El pelo debe de estar limpio y seco.
  2. Debe de tener una longitud de mínimo 30 cm (20cm en caso de los niños).
  3. Todos los mechones deben de estar a la misma altura y en la misma dirección por lo que se recomienda entregarlo trenzado.

Mechones solidarios colabora con peluquerías alrededor de toda España donde puedes cortar tu cabello y ellas se encargarán de enviarlo.

Tras esta enfermedad hay muchísimas historias de superación, de fuerza, de valentía y positivismo. Recuerda, prevenirlo al 100% es imposible pero con un diagnóstico precoz las posibilidades de VIVIR son del 90%.