Mujeres innovadoras en el mundo rural

Mujer rural

Madrugar, una hora de transporte en metro hasta el trabajo, comer un tupper en media hora, volver a casa casi de noche con el tiempo justo para hacer algo de deporte, cenar y dormir. Esa es la rutina que lleva la mayoría de gente arrastrada por el ritmo acelerado de la ciudad. Pese a que estos epicentros parecen un mar de posibilidades para desarrollarse profesionalmente, no siempre lo son. Cada vez son más las personas que deciden trasladar su vida a un pueblo y ganarse la vida de otra manera.  

Hoy, Día de las Mujeres Rurales, queremos rendir homenaje a todas aquellas mujeres que decidieron volver a su pueblo o que emprendieron su negocio desde el mundo rural. Con motivo de esta celebración, en Gente que Brilla queremos dar voz a cuatro mujeres rurales para que nos cuenten cómo es su día a día y cómo hacen frente a esa sombra amenazante que es el despoblamiento rural.

María José, al frente de las renovables

Muchos abandonan los pueblos en busca de trabajo. Este no es el caso de María José Alcántara, ingeniera en Iberdrola, quien afirma que “gracias a empresas como Iberdrola, que invierten en energías renovables, da lugar a que se active el empleo en la zona. Ella hace el mismo trabajo que cualquiera de sus compañeros, con la única diferencia de que lo hace desde un entorno rural; concretamente la planta que la compañía tiene en Huéneja, en la provincia de Granada.

mujer rural
Una de las ingenieras de Iberdrola que han apostado por la vida en el pueblo

Para ella, vivir en el campo solo tiene beneficios y que, aunque el acceso a universidades u hospitales es más complicado, la tranquilidad y el aire puro lo compensa.

La arquitecta que quiso volver al pueblo

La segunda de nuestras mujeres rurales es Maite. Ella vive en Loyozuela, a tan solo 70km de la capital, situada en un enclave idílico de la sierra madrileña.

En la cabeza de Maite Jiménez-Cervantes, arquitecta de profesión, no se concibe nada más natural que vivir en el campo, tener una casa con terreno, vistas… Cuando nacieron sus hijas pensó que “quería vivir de otra manera”, por eso le dio una vuelta de tuerca a aquello que llamamos éxodo rural y lo cambió por ‘Éxodo Urbano’ un proyecto que propone volver a lo rural, al pueblo, a lo de toda la vida.

mujer rural
Maite Gala ha creado un proyecto para impulsar la compra de vivienda en entornos rurales

Por eso, en ‘Éxodo Urbano’ buscan el terreno adecuado en zonas rurales con servicios tales como colegios, comercios, centro de salud e Internet  y construyen viviendas de una sola planta con huerto y terreno.

Estas, además, son modernas, sostenibles y autosuficientes y no, no son en zonas suburbanas, son en zonas rurales como bien destacan en su página web.

La mujer rural con la ganadería tradicional

¿Qué sería de los pueblos sin la ganadería? O, mejor dicho, ¿qué sería de las ciudades sin la ganadería de los pueblos? La ganadería es familia, es tradición, es cariño y amor por los animales y por los productos reales sin aditivos, sin procesar… Lo que conocemos comúnmente como el sabor a pueblo. Con esta idea en la cabeza, Pilar Muñoz, la siguiente protagonista de nuestro pequeño homenaje a la mujer rural, emprendió la quesería Fuentevieja en Carriches, provincia de Toledo.

mujer rural

Esta fábrica de quesos es el resultado de un sueño hecho realidad, el de la familia de Pilar que se ha dedicado durante tres generaciones a la agricultura y ganadería ovina. Ahora además, han conseguido dar un paso más allá vendiendo sus productos online y es que, como bien dice Pilar: “Gracias a Internet te ven al otro lado del mundo”.

Cosmética ecológica al pie de la naturaleza

Volvemos de nuevo a Loyozuela para hablar de Pilar Ruiz, una mujer rural y apasionada de la naturaleza y la cosmética rural. En el 2005, buscando una cosmética sin químicos para sus hijos, que habían sido diagnosticados con problemas dermatológicos, emprendió su propia empresa, Piel Sana, donde todos los productos están elaborados a base de plantas medicinales y probióticos marinos. Pilar terminó encontrando su laboratorio en este pueblo, es que para ella “es vital volver a repoblar nuestros pueblos”.

mujer rural

Cuatro mujeres rurales, que han apostado por la vida de pueblo y que tienen una cosa muy clara: “Los pueblos tienen mucho futuro, tanto para nosotros como para nuestros hijos”. Porque los pueblos siguen teniendo oportunidades, también ligadas a la tecnología y la innovación, porque hay mucha vida y con ganas de emprender, también mucho trabajo.