No hay golpe que tumbe a la campeona mundial de kárate Sandra Sánchez

Sandra Sánchez: una carrera deportiva marcada por el éxito

Para esta karateka nacida en Talavera de la Reina (Toledo) hace ya 38 años, el éxito es un compañero habitual: no en vano, Sandra Sánchez es campeona del mundo de kárate, cinco veces campeona de Europa y Premio Nacional de Deportes en 2017. Es un palmarés impresionante, logrado, como es habitual en los deportistas de élite, a base de constancia, esfuerzo y sacrificio.

Se podría decir que la única distinción que le falta a Sandra Sánchez es una medalla olímpica, pero el sueño de lograrla en 2020 se esfumó por la crisis sanitaria causada por la expansión del coronavirus.

Para la karateka manchega, como para tantos otros deportistas de todo el mundo, el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio -primeros y quizás últimos para el kárate-, para los que llevaba más de tres años preparándose, fue un duro golpe. Un golpe que, no obstante, quedó atenuado por el hecho de que, durante lo peor de la crisis sanitaria, Sánchez “cambió el chip”, como ella misma dijo, y se centró en lo más importante: que el problema pasara con rapidez y que su gente estuviera bien y a salvo.

En cualquier caso, y tal y como la deportista explicó en una reciente entrevista en el diario As, el confinamiento implicó seguir entrenando en casa y esperar a que los JJ.OO. no se pospusieran a 2024, como se planeaba inicialmente. Por suerte para todos los deportistas, parece que solo habrá que esperar hasta 2021 para el restablecimiento de las competiciones internacionales. Y antes de eso, la Liga Nacional de Kárate se reanudará en septiembre de este mismo año.

GRAF1352. GUADALAJARA, 28/03/2019.- La española Sandra Sánchez, durante su actuación en los campeonatos de Europa de Kárate.  EFE/ Pepe Zamora

Premios Iberdrola SuperA: el impulso de Iberdrola al deporte femenino

Recientemente, Sandra Sánchez fue nombrada miembro del Jurado de Honor de los Premios Iberdrola SuperA 2020, unos galardones cuyo objetivo es reconocer y fomentar el deporte femenino y, en general, el empoderamiento femenino y la igualdad de género. 

Y, sin duda, nadie mejor para el puesto que esta karateka, mujer y deportista de élite, que lo vive como “un honor y una responsabilidad”. Sandra Sánchez, más acostumbrada a ser juzgada por jurados deportivos que a formar parte de ellos, confiesa que tiene muchas ganas de conocer todos los proyectos que se presentarán a estos premios.

La deportista manchega tiene claro lo que le falta al deporte femenino para equipararse completamente al masculino: visibilidad. En los últimos años se ha avanzado mucho en medios y reconocimiento, pero aún hay mucho camino por recorrer para que ambos tipos de deporte reciban la misma atención por parte de los medios de comunicación y estén igual de presentes para los aficionados.

Queda mucho trabajo por delante, explica Sandra Sánchez. Queda lucha. Y, en ese sentido, considera que los Premios Iberdrola SuperA son un excelente proyecto en el marco de la “batalla” por la visibilidad

La karateka recibió el apoyo de Iberdrola cuando su carrera aún estaba arrancando, por lo que ahora es muy consciente de la importancia de todas las iniciativas que impulsan y facilitan las carreras de las deportistas femeninas de base, un ámbito en el que aún hace falta también mucho trabajo.

“Las mujeres no merecemos ni más ni menos: solo las mismas oportunidades”. Esta frase de Sandra Sánchez, con la que concluyó su entrevista en As, sin duda resume acertadamente los objetivos de los Premios Iberdrola SuperA, y seguramente los de muchas otras iniciativas similares. Y es que, si algo necesita el deporte femenino, es eso: oportunidades. La propia Sandra Sánchez es un buen ejemplo de que cuando a las mujeres deportistas se les da la oportunidad, no hay nada que se les ponga por delante.