Nieves Chillón: La mujer en la literatura y la poesía

Nieves Chillón leyendo su último libro Arborescente
Nieves_Chillón_ÚltimoLibro

La mujer, el feminismo y la sensibilidad marcan la fascinante y compleja trayectoria literaria de Nieves Chillón (Orce, 1981), una poetisa granadina que recientemente ha ganado el XXXVII Premio de Poesía Juan Gil-Albert Ciutat de València con Arborescente. Esta obra, que se editará próximamente en Pre-Textos, le ha valido a Nieves Chillón el último de una larga lista de premios que reconocen su innegable talento.

Suyos son también, por citar varios ejemplos, El asa rota (XXX Premio de Poesía Villa de Peligros), Rasguños (I Premio de Poesía Jorge Manrique y Vinos de Uclés) o La canción de Penélope (XIX Premio de Poesía Mujerarte), entre otros.

Además, Nieves Chillón es Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Granada y compagina su carrera como poetisa con su trabajo como profesora de Lengua y Literatura en Educación Secundaria y Bachillerato.

Nieves Chillón leyendo su último libro Arborescente
Nieves Chillón y su última obra Arborescente

Mujer, feminismo y sensibilidad

Este último premio le ha llegado a Nieves Chillón en una etapa de madurez, con una trayectoria sólida a sus espaldas y una trabajada y consolidada voz propia. Como ella misma explicó en una reciente entrevista, en el mundo literario entender dónde se está y hacia dónde se quiere ir -y con qué mensaje- ya es, de por sí, un logro importante.

Y, desde luego, si algo queda claro repasando la obra de Nieves Chillón, es que esta autora sabe bien qué es lo que quiere contar. Y que le sobra talento para hacerlo.

La mujer es, sin duda, uno de los pilares fundamentales de la poesía de Nieves Chillón. En sus poemas trata de dar voz a las mujeres que tuvieron vidas difíciles y pone en valor las experiencias -auténticas, valiosas- de todas aquellas que, por vivir en otras épocas o en entornos rurales, parecen no haber dejado rastro. Pero lo dejaron.

En El asa rota, Nieves Chillón va más allá: dialoga ocasionalmente con un dios imaginario y especula sobre si en un mundo con un dios femenino quizás podría haber menos atrocidades, menos injusticias. Es un ejercicio de imaginación que, no obstante, transmite un mensaje claro: el compromiso con el feminismo, cuyas políticas considera potencialmente más sociales y justas, es transversal en la obra de la escritora granadina. En sus propias palabras: “el feminismo tiene que ser el futuro”.

Nieves Chillón, poetisa granadina
Nieves Chillón, poetisa granadina

 

Premios que se convierten en pequeñas -pero importantes- victorias

La mujer está en lucha, no solo en la vida, en general, sino particularmente en la literatura y la poesía: eso es algo que Nieves Chillón tiene muy claro. Cada nuevo reconocimiento, cada premio, son pequeñas victorias que rompen barreras y aportan visibilidad. 

El sesgo patriarcal sigue existiendo, e incluso dominando -la literatura y el entorno literario, al fin y al cabo, son reflejos del mundo en el que vivimos-, pero, cada vez más, las mujeres son visibles al mismo nivel que los hombres. Premios como el que recientemente ha recibido la propia Nieves Chillón son valiosas conquistas que abren caminos.

Nieves Chillón cree que la literatura tiene “poder transformador”, aunque sea a pequeña escala. En cierta forma, la literatura puede ser militancia, aunque la autora es consciente de que la militancia más dura, más complicada -pero muy necesaria- es la que se hace en el día a día: en el trabajo, con la familia, entre nuestros amigos. En todos nuestros círculos sociales.

Ese poder transformador de la literatura también intenta llevarlo Chillón a las aulas, en las que desarrolla su labor como profesora entre una mayoría de alumnos a los que define como “un reto hermoso”.

Precisamente esas palabras, “un reto hermoso”, podrían servir para resumir no sólo el trabajo de esta profesora de literatura, sino también, quizás, toda la obra de esta poetisa compleja, sensible y comprometida. Una obra que, no cabe duda, no dejará de crecer.