La importancia del personal sanitario

Médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y otros trabajadores de la salud se han convertido en héroes involuntarios en la lucha contra el coronavirus, conquistando elogios y aplausos desde los balcones y las calles de todo el mundo.

El aplauso de cada día a las 20:00h sirve de agradecimiento al personal sanitario que trabaja sin descanso para que los que entran en el hospital salgan lo antes posible. 

Sin embargo, la vida diaria de ese ejército de profesionales, con una vocación a toda prueba para tratar de salvar vidas, es muy difícil. La alta afluencia de pacientes, la falta de protecciones y recursos, el miedo a la infección y la necesidad de dar apoyo a los pacientes más graves son las dificultades y tareas que deben superar y cumplir cada día.

Cada jornada se exponen al contagio del virus, y la única forma de mostrar ese reconocimiento como sociedad es seguir las medidas de higiene, y las restricciones para lograr contener la expansión.

La infección de sanitarios por Covid-19 es un goteo constante que está convirtiendo a España en el país con más profesionales del sector contagiados.

Todos ellos siguen reclamando más test y más medios de protección. Sin embargo, parece que nadie escucha sus plegarias. Por esta razón, un grupo de 90 profesionales de distintas comunidades autónomas convocó este pasado domingo una manifestación virtual, inundando las redes sociales con sus mensajes reivindicativos a través hashtags como #MareaBlancaCoronavirus#NiHéroesNiMártires o #BastaYa.

 

Las acciones en redes sociales de los colectivos sanitarios en general y los profesionales en particular, han ido incrementándose para denunciar las condiciones laborales en las que tienen que hacer frente a la pandemia de Covid-19, pero también para recordar a los más 50 sanitarios fallecidos por el virus. Piden material adecuado, y no tener que hacer los sacrificios a los que se ven obligados. 

Por estas razones, varios profesionales sanitarios, agradecidos por los aplausos que desde el inicio del estado de alarma se les tributan desde ventanas y balcones de toda España, lanzan una nueva propuesta.

Se trata de sustituir las ovaciones programadas para las 20 horas por minutos de silencio que se conviertan en protesta y recuerdo a los fallecidos. Una manifestación silenciosa, invisible en la calle pero llena de fuerza y gritos en menos de 140 caracteres. No quieren ser héroes, tampoco mártires. Lo que hacen es ser profesionales y cumplir con su obligación. 

#EsteVirusLoParamosUnidos