Ellos son los padres del braille camboyano

braille

En un país azotado por la guerra y con un alto índice de población con discapacidad de ceguera, hacía falta un cambio. Así lo creyó Benoît Duchateau-Arminjon, el fundador de la organización Krousar Thmey en Camboya, que en la actualidad cuenta con cinco centros educativos que usan el braille como lenguaje de enseñanza. ¿Quieres conocer la historia de los padres del braille camboyano?

Krousar Thmey

La primera escuela para infantes sordos y ciegos cumplió, ya el pasado noviembre de 2019, 26 años de vida en Camboya, en una sociedad donde la minusvalía era considerada un tabú. Hoy en día cerca de 600 menores pueden disfrutar de una educación justa y sin discriminación.

La organización surgió gracias a un menor: Wanna. Tras la ocupación de Vietnam y la firma de los Acuerdos de París, los camboyanos volvían a su tierra después de años viviendo en un campo de refugiados. Muchos de los menores no conocían sus raíces, pero estaban contentos de regresar a la tierra de donde provenían. Salir del campo de refugiados y hacer las actividades que cualquier niño hace a su edad.Todos estaban entusiasmados, irían a la escuela, menos Wanna.

Wanna fue un niño ciego al que vetaron el acceso a las aulas por su discapacidad. Pero él pedía a gritos ir a aprender como el resto de sus amigos. Así, Krousar Thmey escuchó sus peticiones y junto a su compañera de esta aventura, Phalla Neang, fundaron dicha organización, convirtiéndose así en los padres del braille camboyano.

Benoît y Phalla

Benoît y Phalla se conocieron en el campo de refugiados de TailandiaSite II, donde huyeron millones de camboyanos en 1975. Benoît había dejado atrás una vida cómoda en Francia y su carrera de Economía para dedicarse durante un año a vivir en el campo de refugiados enseñando a niños camboyanos. En aquel entonces tenía 26 años.

Phalla, por el contrario, había huido con una familia de acogida a la frontera con Tailandia en 1981. Su familia había fallecido, pero todavía había esperanza para ella. En el campo de refugiados se dedicó a enseñar como profesora a niños y niñas con discapacidad.

El regreso a Camboya, ambos aseguran que no fue fácil. La ciudad Phnom Penh había cambiado mucho y no sabían muy bien cómo moverse en ella. Además, existían enormes barreras sociales, sobre todo para las personas que padecían sordera y ceguera. La sociedad encerraba en sus casas a todos esos menores con discapacidades. Fue ahí donde comenzó la labor más dura: concienciar casa por casa a las familias que, como el resto de niños y niñas, tenían derecho a una educación digna.

Después de mucha lucha, Phalla convenció a ocho familias para que sus hijos pudieran asistir a clases especiales acorde a su situación. Sería la organización la que asumiría el traslado de los menores a la escuela y el posterior regreso a sus hogares. Cuenta Phalla que se asombró al ver que no sabían hacer prácticamente nada solos. Entendió que la labor iba a ser más complicada de lo que esperaba. Después de sortear los numerosos obstáculos, quedaba algo importante por hacer: el idioma. Hasta entonces no existía ni un libro de texto que estuviese escrito en braille en la lengua jermer, nativa de Camboya.

Después de estudiar varias alternativas y consultar con numerosos expertos, encontraron la solución: rehicieron el braille para dar cabida a las 33 consonantes, 23 vocales y otras 12 vocales independientes del idioma jermer. Fue en 1993 cuando abrieron el primer centro temporal al que podrían acudir las personas sordas y ciegas. Un año después inauguraron la primera escuela para ciegos y sordos de Camboya. Ellos son los padres del braille camboyano.


Notice: compact(): Undefined variable: limits in D:\home\site\wwwroot\wp-includes\class-wp-comment-query.php on line 853

Notice: compact(): Undefined variable: groupby in D:\home\site\wwwroot\wp-includes\class-wp-comment-query.php on line 853