El gran salto del fútbol con el Mundial Femenino

0
29
chica-sobre-cesped

El Mundial Femenino de fútbol celebrado en Francia estas últimas semanas ha supuesto un punto de inflexión para las mujeres en este deporte. No solo por la repercusión mediática y social del campeonato, ya que rompió récords de audiencia en varios países, sino por el mensaje trasladado a millones de personas en todo el mundo. 

La competición , que duró cuatro semanas, ofreció una oportunidad para cambiar de actitud, para darle un impulso a la igualdad. Nunca el fútbol femenino había dado tanto que hablar como en esta Copa del Mundo.

El pasado domingo, Estados Unidos se proclamaba campeona del Mundo por segunda vez consecutiva tras derrotar a Holanda (2-0) en la final. 

La capitana de las ‘Barras y Estrellas’, Megan Rapinoe, ha logrado que su fútbol trascendiera a lo social. «Nosotras ya hemos demostrado que damos espectáculo. Es hora de tener otra conversación, de que las instituciones apuesten de verdad», comentaba nada más colgarse la medalla al cuello.

Rapinoe habló más de las desigualdades que de los rivales. Su reacción a la posible visita a Donald Trump, si se hacían con el triunfo, fue muy contundente: «No voy a ir a la puta Casa Blanca«. El presidente norteamericano invitaba a la capitana a ganar antes de hablar. Y ahora que los trofeos no le caben en las manos, su mensaje es de mayor calado. «Desde luego ni yo, ni muchas más jugadoras vamos a ir a una administración que no piensa igual sobre las cosas por las que luchamos«.

Megan Rapinoe, el oro del Mundial de fútbol que utiliza sus éxitos para reclamar más feminismo

La capitana ha centrado su discurso en las últimas semanas en las desigualdades entre hombres y mujeres.

«Está muy bien que hablen de inversión, pero la brecha sigue creciendo. A eso me refiero cuando digo que no nos respetan igual que a los hombres. Es una cuestión de interés. Si realmente te interesamos, no solo anuncias mejoras, sino que evitas que la brecha crezca». 

La lucha de la jugadora de Seattle Reign no se limita a los derechos de las mujeres, sino que también apoya al colectivo LGTBI.

Tras superar a Francia en cuartos de final, hizo un nuevo guiño por la semana del Orgullo. «No puedes ganar un campeonato sin homosexuales en tu equipo. Nunca ha pasado. ¡Es ciencia! Me motiva la gente que es como yo, que lucha por las mismas cosas».

Cifras récords en el Mundial Femenino

Audiencias, ventas y redes sociales dan fe de que Francia 2019 supone un punto de inflexión para las futbolistas. 

Según un informe publicado por Wall Street Journal, entre el 2016 y 2018 el fútbol femenino ingresó más dinero que el masculino en concepto de entradas en Estados Unidos. 

Las grandes marcas ya sacan pecho con la explosión definitiva. Por un lado, Nike se ha convertido en líder de ventas de ropa deportiva para mujeres. Por otro lado, las televisiones han alcanzado cifras que en algunos casos suponen doblar anteriores récords

El debut de España ante Sudáfrica disparó a GOL a su máximo de temporada con 859.000 espectadores y un 8,6% de share. En ese partido en el que ‘La Roja’ logró la victoria (3-1), casi dos millones de personas vieron al menos un minuto de partido. 

Pero era solo el inicio de un crecimiento imparable. En la eliminación en octavos de final ante Estados Unidos, se reunieron ante el televisor 1.320.000 espectadores superando un 12,8% de share, alcanzando máximos de 1,8 millones.

Solo en las dos primeras semanas de competición, la FIFA tenía contabilizados 433 millones de visionados de sus canales, dos millones de nuevos seguidores en redes sociales y un 20% de share diario de las conversaciones en Twitter. 

El Mundial de Francia 2019 supone un punto de inflexión para las futbolistas

Estados Unidos logró su cuarto campeonato del mundo, y esta vez lo hizo haciendo historia en el certamen. Las norteamericanas marcaron 26 goles en el mundial, con lo que superaron el récord que poseían ellas mismas, y que compartían con Alemania.

El aumento en la popularidad del fútbol femenino es el resultado del cambio social que se está produciendo en el mundo.

El Mundial Femenino de Francia estará marcado como un antes y un después en la historia de las mujeres en este deporte, no solo por la apuesta definitiva del entorno y la mejora técnica y táctica de las protagonistas, sino por el mensaje que ha trasladado al entorno del fútbol. Su causa, tras el Mundial de los récords, es imparable.