Celebramos 50 años de Orgullo

0
380

Comienza la cuenta atrás para la gran fiesta del Orgullo LGTBI que se celebrará en muchas ciudades de todo el mundo.

El Desfile del Orgullo Gay se ha convertido en un signo de liberación para toda la comunidad LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intrasexuales) y en una reivindicación de igualdad de derechos.

Los crímenes de odio se mantienen en alza. Las cifras de asesinatos perpetrados contra la comunidad gay en la última década ha aumentado vertiginosamente en muchos países, sobretodo en los latinoamericanos.

El significado de la palabra “Orgullo” en esta celebración no es otro que abogar por la tolerancia y la igualdad, promover la liberación, respetar la orientación sexual de cada ser humano y defender la dignidad LGTBI.

El Desfile del Orgullo Gay se ha convertido en un signo de liberación para toda la comunidad LGTBI

La historia del Orgullo Gay se remonta al 28 de junio de 1969, cuando tuvieron lugar los disturbios de Stonewall. Consistieron en una serie de manifestaciones contra una redada policial que tuvo lugar en el bar Stonewall Inn, del barrio neoyorquino de Greenwich Village, contra el colectivo homosexual. 

Quienes allí estuvieron aseguran que en el momento de la entrada de la policía sonaba en el bar la canción ‘Over the rainbow’, tema de la película El Mago de Oz interpretada por la actriz Judy Garland, fallecida tan solo unos días antes y que pasó a la posteridad como icono LGTBI

Gente que brilla

Desde el año siguiente a los disturbios, en 1970, se tiene constancia del primer desfile del Orgullo para conmemorar los disturbios de Stonewall. Esas primeras marchas reivindicativas tuvieron lugar en las ciudades de Nueva York, Chicago, San Francisco y Los Ángeles, dando lugar a una tradición que se ha extendido por todo el planeta, con un multitudinario desfile, en el que las carrozas y los disfraces llenan las principales capitales, coincidiendo con la llegada del verano.

La celebración del Orgullo en la actualidad se desarrolla con coloridas marchas

La celebración del Orgullo en la actualidad se desarrolla con coloridas marchas. De norte a sur y de este a oeste, son muchas las ciudades que celebran el Orgullo.

La sexta edición del World Pride (Fiesta Mundial del Orgullo Gay) se celebra este año por todo lo alto en Nueva York. La ciudad celebrará el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall y ya ha anunciado reivindicación, debate y mucha fiesta durante el mes de junio. Culminará todo con el gran desfile del día 30, que recorrerá la 5ª Avenida y acabará en Greenwich Village, pasando por el emblemático Stonewall Inn.

En Madrid se realiza la mayor fiesta de Europa para celebrar el Orgullo: conciertos al aire libre, exposiciones, arte y eventos deportivos que se desarrollan en el barrio de Chueca y las principales calles de Madrid. Este año el MADO pone el punto de mira precisamente en este 50 Aniversario de los disturbios de StoneWall.

En Madrid se realiza la mayor fiesta de Europa para celebrar el Orgullo

También son relevantes las celebraciones en París y Londres, con unos 500.000 asistentes cada una; Ámsterdam y Estocolmo, con unos 300.000 asistentes cada ciudad; y Roma, con 200.000 asistentes.

En el continente americano, destaca uno de los orgullos LGTBI más multitudinarios del mundo: la marcha del Orgullo LGTBI de São Paulo, con un número de asistentes que ronda entre los dos y los tres millones. Igual de importantes son las marchas en Toronto, Bogotá, San Francisco y en la Ciudad de México.

Gente que brilla

Ciudades como Israel, Berlín, Sydney, o Chicago también celebrarán eventos y desfiles llenos de color y libertad. Los símbolos del orgullo LGTBI se exhiben durante estas fiestas, en las que, además de dar cabida a las reivindicaciones sociales o políticas que identifican a los colectivos participantes, también se realizan actividades culturales y lúdicas.

En la actualidad la reivindicación incide en denunciar la discriminación hacia el colectivo LGTBI, como la lucha por la legalización del matrimonio homosexual o el establecimiento de las familias homoparentales, el respeto a la identidad sexual de las personas transexuales y sus derechos, además de denunciar la LGTBIfobia aún existente.

La celebración del Orgullo  es un canto a la libertad necesario, a los derechos humanos y al amor. Todos tenemos derecho a amar a quien deseemos, sin importar el género ni la condición sexual.