Música para los recuerdos…

0
729
Música con ancianos

Dicen que la música es el territorio donde nada puede hacernos daño. Y es que, por alguna extraña razón, las melodías de nuestra vida nos sumergen en recuerdos del pasado y nos hacen sentir infinitas emociones.

Así comienza esta aventura, de la mano de Pepe Olmedo, un joven granadino que, tras conocer los efectos de la música en la enfermedad del Alzheimer, decide crear la Asociación Música para Despertar.

“Cuando la memoria se diluye, la música permanece”, siendo esta una poderosa herramienta capaz de devolver a la vida miradas antes perdidas. Olmedo asegura que los resultados son inequívocos y que gente que parecía inaccesible encuentra refugio en melodías que les son familiares, llegando a momentáneos despertares.

Melodías que disipan la niebla de la memoria

“Nosotros les ponemos esa música, esa banda sonora que acompañó a muchos momentos de su vida”. Y entonces ocurre la magia- declara Pepe Olmedo en unas entrevistas a El País.

Los recuerdos de su abuela le inundan cuando revive el porqué de su proyecto, y es que los boleros a su lado fueron claves para sacar hacia adelante Música para Despertar años después: Mi abuela era amor puro, calidez, cercanía… era música también”. “Cuando cantábamos una canción juntos, yo notaba que algo se despertaba en ella y algo se despertaba en mí”.

Mi abuela era amor puro, calidez, cercanía… era música también”

Intentando ver el lado positivo de las cosas, Pepe encuentra que el Alzheimer también puede dar momentos muy emotivos, tanto a quien lo padece como a las personas que conviven con él/ella, y todo a través de la música.

Sé aquello para lo que has nacido

Cuando la madre de Pepe trabajaba como psicóloga en centros de mayores, decidió que, en vez de dejarlo en casa, se lo llevaría consigo cada tarde. Fue así como Pepe descubrió su misión, su vocación, lo que realmente le apasionaba…y lo tuvo claro.

Comenzó el proyecto en 2013 y, desde entonces, el número de personas con Alzheimer en nuestro país se ha duplicado, alcanzando la cifra de 1.200.000 diagnosticados.

Por esta razón, Música para Despertar cumple una doble función: por una parte, ayuda a paliar el nerviosismo y el desasosiego de personas mayores que sufren esta enfermedad y, por otro, favorece el despertar colectivo.

Todos debemos familiarizarnos con este tipo de enfermedades, creando conciencia hacia la fuerza e intensidad que tiene la música como terapia.

Tan real como la vida misma

Está más que comprobado, a través de resonancias magnéticas, que las partes del cerebro que se encargan de la memoria musical están menos dañadas en enfermedades como el Alzheimer. Así, la asociación de Pepe Olmedo sigue formando cada día a muchos profesionales, familiares y voluntarios, promoviendo esta herramienta e intentando abarcar más zonas geográficas.

Y es que las personas que han probado esta terapia han reducido el uso de fármacos relacionados con la ansiedad y la depresión, alejando este proyecto de algo utópico y convirtiéndolo en algo tangible y que ofrece millones de beneficios en la práctica.

“Ponte a su altura, cógele de la mano, mírale a los ojos y canta las canciones de su vida”.