Los relatos de los pacientes del Hospital Bellvitge

0
694
Libro abierto

Hace unos días, en este mismo blog, compartíamos la historia de un proyecto que humanizaba la estancia hospitalaria a través de la música. Hoy, os traemos otra iniciativa con el mismo fin: hacer menos complicados y más llevaderos los días de internamiento a causa de alguna enfermedad.

En esta ocasión, las palabras son las protagonistas. Así, el Hospital Bellvitge de Barcelona ha creado un proyecto llamado RELATO-Hos, una iniciativa en la que serán los propios pacientes los que cuenten sus emociones y experiencias, recopilando todos los textos en un libro que se publicará antes del día de Sant Jordi y que cuenta con hasta 50 historias vivenciales.

COMO EL SOL TRAS EL AGUACERO

Son muchas las teorías que defienden que se puede acariciar a las personas con palabras, que escribir es terapéutico y que ayuda tanto a quien redacta como a quien lo lee. Esta idea pionera en España invita a los pacientes a compartir sus sensaciones mientras se encuentran ingresados.

Marc Moliner, jefe de enfermería del HUB, reconoce positivamente los resultados de la iniciativa y se muestra confiado en que esta propuesta puede ayudar a reducir la estancia media de los pacientes y hacerla más agradable.

UN PROYECTO EN ACCIÓN

Fue el pasado mes de noviembre cuando arrancó y el Hospital Bellvitge ya ha compartido algunas de las historias en su auditorio en el primer encuentro de relatores y profesionales del centro.  Una jornada en la que los participantes han leído y compartido fragmentos de los relatos.

Entre ellos, encontramos testimonios de personas que han luchado contra un cáncer, que han enfrentado una complicada operación o que han vivido una serie de procesos difíciles en los que priman la paciencia y la actitud positiva.

Son los propios pacientes los que animan a otros a escribir y a contar sus miedos y frustraciones, ya que, para la mayoría, esta actividad ha formado parte del proceso de curación, tanto a nivel interno como emocional.

De esta manera, pacientes como Queralt, destacan que su experiencia les sirvió para “dejar muchas cosas atrás y liberarse de una carga muy grande que les cambió la vida”. Y es que estos relatos resultan una motivación para dejar a un lado inseguridades y nos ayudan a no sentirnos tan aislados en momentos críticos, siendo testigos de cómo otras personas viven y superan una misma realidad.

“Me permitió dejar muchas cosas atrás y liberarme de una carga muy grande que me cambió la vida”

Algunas historias son realmente fascinantes, como la de David Herrera, quien confiesa que sumarse al proyecto y escribir su historia le sirvió para relatar la compleja vivencia de varias operaciones, entre ellas, la amputación de una pierna. David, asegura que, a pesar de todo lo que sufrió aquellos días, nunca perdió el optimismo ni las ganas de vivir.

UNA INICIATIVA CON UNA GRAN ACOGIDA

Compartir el dolor y encontrar la parte buena, o menos mala, de cada experiencia por muy dura que sea, es el principal objetivo de RELATO-Hos.

Desde sus comienzos, se podría asegurar que el proyecto tiene efectos beneficiosos para los pacientes, liberando tensiones y haciendo más llevadera su estancia en el hospital. Tal ha sido la aceptación y colaboración con el proyecto que, en menos de un año, ya se han recopilado más de 50 relatos, que conformarán el primer libro, con la intención de seguir expandiendo esta idea a lo largo y ancho del país.

Un ejemplo más de iniciativas que inspiran, de personas que dan ejemplo e ideas que suman a la sociedad. Proyectos que deben hacerse hueco en un mundo donde lo humano sigue siendo imprescindible.