Alex Roca: “El límite lo pones tú”

0
1790
Alex Roca, un ejemplo de actitud y superación

Las historias de superación personal siempre nos permiten un encuentro con nosotros mismos, nos hacen replantearnos la vida. Y es que parece que las personas que más dificultades han tenido a lo largo de su existencia más valoran el simple hecho de estar vivas y confían, a pesar de sus miedos, en que su fuerza interior les llevará lejos.

Así es Alex Roca, un joven de Barcelona con una discapacidad física del 76%. Tiene gran parte de su cuerpo paralizado, no puede hablar, pero nada de esto le impide conseguir con ilusión todas sus metas.

Se comunica a través del lenguaje de signos, con humor y agudeza mental, y su actitud es inmejorable. Aquellos que lo conocen lo consideran un tipo normal y corriente. Sale con sus amigos, tiene novia y trabaja de contable para una pequeña empresa familiar.

Su pasión es el deporte y ya desde pequeño jugaba al fútbol y al tenis, pero descubrió la bicicleta… y se abrió un nuevo mundo para él. Desde entonces, ha competido en triatlones y participado en carreras como el Titan Desert, sabiendo que el límite lo pone él y nadie más.

ALEX ROCA, ACTITUD FRENTE A LA VIDA 

Alex Roca en tamden“No vas a poder”, ha sido la frase que ha protagonizado su vida cuando eran los demás los que opinaban. Médicos, compañeros, profesores… pero eso se acabó hace tiempo. Alex está convencido de que la clave está en seguir adelante y no rendirse.

El comienzo de su historia no fue muy esperanzador, ya que los médicos le auguraban la muerte o la vida en un estado vegetativo. Sin embargo, no solo vive en plenitud, según él mismo manifiesta, sino que ha estudiado, participado en múltiples deportes y decidido por sí mismo qué senda recorrer.

Alex está convencido de que la clave está en seguir adelante y no rendirse

El impulso primario fue definitivo, y es que su familia siempre le ha animado a cumplir sus sueños. Ejemplo de ello, su hermano Víctor, quien acompaña a Alex en aventuras y hazañas con ilusión y admiración infinita. “Si él va, vamos todos”, dice señalando con la cabeza al protagonista de nuestra historia.

El deporte es, como para otras muchas personas, su medio de canalización de emociones, su forma de vencer al miedo que a veces, como a todos, le invade.

Además, cuenta con otras muchas pasiones, entre ellas, ayudar a los demás. Ese es el motivo de que imparta charlas motivacionales junto con su pareja Mari Carme Maza para transmitir esas ganas y normalizar su condición, ayudando a muchos que se encuentran en su situación. “Es lo que más me llena, lo hago para que otras personas vean que los problemas se superan y que todos tenemos dificultades” cuenta, “hay que valorar lo que tenemos y estar agradecidos, yo a lo mejor querría tener tus piernas, pero hay personas que pagarían por tener las mías”, explica a una audiencia entregada.

hay que valorar lo que tenemos y estar agradecidos , yo a lo mejor querría tener tus piernas, pero hay personas que pagarían por tener las mías

Alex está muy seguro de que todos tenemos algo que aportar, de que las fronteras jamás las deben poner otros y de que cada proeza resuelta es crecimiento y sabiduría. Alex vuelve este año al desierto, a participar en la competición de ciclismo Titan Desert una vez más…porque, según él, allí encuentra un paisaje vacío que refuerza su teoría de que “el límite lo pones tú”.