De Madrid al cielo: Gata Cattana, la poeta feminista que venció al miedo

0
1750
Mural homenaje a Gata Cattana

2017: Ana Isabel García, conocida por todos como Gata Cattana, muere de forma repentina en la ciudad de Madrid a causa de un choque anafiláctico. Veinticinco años y una trayectoria llena de pasión y garra que la ascendería a los primeros puestos de mujeres en la lucha por la igualdad.

De origen Cordobés, Ana era politóloga, rapera y poetisa. A propósito de la reedición de su libro La Escala de Mohs, que salió a la venta el 21 de febrero, hoy queremos compartir algo de su historia, comprender su lucha y venerar su legado.

“Si es que, Gata guerrera, tú estás en todas partes. En los tejados, en las paredes. Estás dejando el mundo muy bonito, Ana.

Con lo feo que está, tú lo sabes. Nosotras lo sabemos; qué zarpazos más precisos a la injusticia para que la sociedad explote en colores.

Qué bien tú, Ana.

Qué revolución tú, Gata.

Mujeres teníamos que ser, ¿eh? Menos mal.”

Y es así como Irene X, poeta maña y amiga de nuestra protagonista, dirige al lector en el prólogo de este poemario con temas inéditos que pronto saldrá al mercado. Un homenaje exquisito a su persona, a su esfuerzo, a su lucha, a su revolución que ahora es de todas y cada una de las mujeres que pelean por una sociedad equitativa y justa.

LA OSADÍA FEMINISTA DE GATA

Gata Cattana estudió Políticas en Granada y, desde entonces, se reafirmó como valiente guerrera y defensora de los derechos humanos. Sus ansias de llenar el mundo de verdades absolutas y su capacidad para manejar las palabras a su antojo y jugar con nuestra lengua de una forma magistral y sin medias tintas la hizo merecedora de múltiples reconocimientos en su, por desgracia, corta vida como artista.

Gata Cattana se reafirmó como valiente guerrera y defensora de los derechos humanos

Pero por suerte nada ha caído en saco roto y muchas mujeres la siguen mentando, haciendo que, de alguna manera, siga viva entre la muchedumbre. Y así lo pudimos ver en la masiva manifestación nacional que tuvo lugar el pasado 8 de marzo, donde Gata estuvo siempre muy presente.

“Este año todas nos fuimos pa’ la mani contigo. En las camisetas, en las pancartas, en la voz, en el alma. Te llevábamos agarraíta en el pecho aunque pienso que fuiste tú la que nos llevaste a nosotras.

Hicimos miles de kilómetros, cantamos muy alto, muy alto. Desde Andalucía del norte a Aragón, desde Madrid a Portugal. En algún paso de cebra bajamos la ventanilla y en el coche de al lado también estabas.”

Gata era una gran esperanza para el rap andaluz y feminista. Poco antes de morir, tocó en la madrileña sala Sol, cantando letras de su inédito disco “Banzai”, producido por David Unison -cuya publicación estaba prevista para la primera mitad del año 2017. La diversidad de su temática abarcó desde el andalucismo político-cultural y la antiglobalización, hasta la introspección y el existencialismo. Y siempre desde una visión feminista social; su sello y obra están marcados por el deseo de trascender la historia por medio de la creación artística, ejerciendo su derecho de expresión a viva voz.

La diversidad de su temática abarcó desde el andalucismo político-cultural y la antiglobalización, hasta la introspección y el existencialismo

Gata era salvaje, espontánea, rápida, única. Y siempre formará parte de esta andadura hacia la liberación. Gata permitió a muchas personas tomar conciencia de realidades ocultas de una forma bella y directa, y su atrevimiento y osadía quedarán por siempre.