Pequeños amos de casa: educar en igualdad en las tareas del hogar

0
384

Aquellos años en los que eran las mujeres de la familia las únicas encargadas de las tareas del hogar han quedado atrás y acabarán siendo un lejano recuerdo del pasado con iniciativas tan bonitas y necesarias como la de Ana Sancho, emprendedora y madre de dos niños de 12 y 11 años, que ha hecho de la igualdad en las tareas del hogar su lucha personal y su proyecto educativo con Pequeños Amos de Casa. A Ana, ser madre de dos varones le hizo replantearse cómo educar en valores para combatir el machismo desde la infancia. Y así es como decidió lanzarse al emprendimiento con este negocio que promueve los valores de la igualdad.

Como afirma su creadora, Pequeños Amos de Casa nace como una necesidad de evolucionar. El fin es “decir adiós a los roles establecidos y a todos los estereotipos impuestos que solo son una carga para nuestra sociedad e impiden que nos sintamos libres y felices”, asegura.

EL GÉNERO NO IMPORTA PARA EL REPARTO DE LAS TAREAS DEL HOGAR

Basándose en la idea de que las tareas del hogar es algo en lo que todos los miembros de la familia tienen que estar implicados, Sancho demuestra que “todos y cada uno de nosotros somos agentes del cambio sin importar la edad o el género”. Por ello, es importante que tanto los progenitores como los hijos se impliquen desde pequeños en estas tareas diarias. Uno de los beneficios de esto no es solo que les ayude para el futuro a que sean más independientes, sino que se les educa en un ambiente de igualdad en el que todos colaboran de la misma forma.

Lo mejor es empezar a edades tempranas”

Las tareas del hogar tienen de dejar de ser vistas como algo engorroso que nadie quiere hacer y que, por ende, le tocan siempre a la misma persona. Hay que “darles la importancia que se merecen siendo fuente de miles de valores como la autonomía, el trabajo en equipo, la corresponsabilidad, la organización, la conciliación o la autoestima”.

Para muchas familias, el cuándo empezar a educar a los niños en la igualdad en las tareas del hogar y cuándo darles responsabilidades puede suponer una gran incógnita. Esta madre emprendedora recomienda comenzar a edades tempranas, “ya que así se consigue que lo vean como un hábito y de forma natural participen en la realización de las tareas”. Así mismo, recuerda que lo más importante para que los pequeños aprendan estos hábitos es el ejemplo que ven de sus padres: “Las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra”.

TUTORIALES Y TALLERES PARA APRENDER EN IGUALDAD

Sancho recalca que es importante que estas tareas “no sean vistas como una obligación, sino que cada niño decida qué quiere hacer”. Por otro lado, también insiste en que no hay que corregirles, sino que ya irán mejorando ellos según vayan creciendo: “Fijarnos más en la acción que en el resultado hará que todo fluya de manera más natural”. En este sentido, recomienda visualizar los tutoriales que están disponibles en su página web donde explica desde tres modos diferentes de hacer la cama hasta cómo planchar o limpiar la mampara de la ducha.

Desde esta web y con vídeos como estos, Ana Sancho demuestra que educar en la igualdad en las tareas del hogar es muy sencillo y, además, sirve como punto de unión entre la familia. También realiza talleres donde demuestra que los niños son capaces de hacer las tareas del hogar, no solo correctamente, sino con entusiasmo y diversión.

Pequeños Amos de Casa es, por tanto, una plataforma dedicada a mostrar de manera sencilla cómo inculcar a nuestros pequeños la igualdad y el respeto mutuo empezando desde pequeños y desde algo tan básico como las tareas del hogar.