Conecta con nosotros

Nosotras

Miss Curvys International Badajoz: “Todas las chicas son guapas, sean como sean”

La representante curvy emeritense lo pasó mal en la niñez cuando la llamaban foca o ballena, pero en la madurez es un ejemplo a seguir por muchas internautas que aprenden de su forma de vestir y de vivir.

El próximo mes de noviembre se celebrará en Madrid el certamen Miss Curvys International Spain. Una miss por cada una de las cincuenta provincias, más Ceuta y Melilla. Con alegría, belleza y voluptuosidad competirán por alzarse con la corona que haga brillar a la chica curvy más bella de 2018.

Miss Curvys International Badajoz, o sea, Beatriz Madruga, es una joven emeritense que con una preciosa melena castaña y un gusto exquisito para elegir sus conjuntos, ha encandilado a miles de internautas en la red. Desde que la llamaron para representar a la provincia del sur de Extremadura se encuentra con “más autoestima” y agradece todo el apoyo que ha recibido. Aunque para ella lo más importante es saber que puede fortalecer a que chicas con curvas se sientan mejor.

DE BEA A MISS CURVYS

Todo comenzó cuando “una amiga fue Miss Talla Grande en el 2001,  ella siempre me estaba diciendo que me metiera en estas cosas, que me visto muy bien, que valgo”. Admite que nunca le dio importancia, pero un día estaba en Internet y leyó: “¿Te quieres presentar al casting de Miss Curvys 2018?”.  Entonces decidió echar “la inscripción por si sonaba la flauta, y sonó”. Estaba seleccionada por la zona de Badajoz, de unas 300 que se habían presentado aproximadamente.

“No me voy a amargar por nada. Yo soy así, y nunca cambiaré, como dice la canción”

Desde ese momento, Miss Curvys International Badajoz sabe que lo que más le ha aportado ha sido “autoestima”: “que personas me escriban preguntándome dónde me he comprado la ropa o para decirme que les gusta cómo visto o que les estoy ayudando”, dice. Eso es lo que más le aporta.

Para esta joven belleza no todo ha sido un camino de rosas. “Actualmente estoy trabajando y tengo un horario que es de mañana y tarde. Yo no me puedo dedicar a esto al 100% como mis compañeras, que le dedican más tiempo y se hacen unas fotos preciosas”, explica Madruga. “En Mérida, que un peluquero te haga un peinado gratis para una sesión de fotos, por ejemplo, es difícil”.

INFANCIA DIFÍCIL

Madruga recuerda momentos de su infancia que han sido especialmente difíciles. “Yo siempre he sido así, kilos arriba kilos abajo. Lo más difícil es cuando eres pequeño y estás en el colegio”, recuerda. “La gente es muy cruel, y sobre todo los niños que te llaman gorda, foca, ballena. A mí a día de hoy eso me da igual”. Pero no hay mal que por bien no venga, porque aunque admite que en la niñez lo pasó mal hasta cierto punto, cuenta que “la verdad es que soy una persona que ha madurado pronto… y me ha afectado poco”.

Pero lo mejor fue cuando se dio cuenta que debía cambiar el chip. “Soy así. Es que no queda otra, soy así de toda la vida y así seguiré”, admite con gran satisfacción. “No me voy a amargar por nada. Yo soy así, y nunca cambiaré, como dice la canción”, cuenta entre risas.

DIETAS IMPOSIBLES

Cuando se tiene sobrepeso las dietas se convierten en compañeros de viaje. “He hecho muchas dietas, muchísimas”, responde firmemente. “De hecho, hice una muy dura, con la cual perdí 40 kilos durante un año y seis meses, solamente a base de batidos durante todo el día”, relata. Pero eso afectó su salud: “se me cayó el pelo y se me retiró la menstruación”, calcula. Además, se podría decir que es un gran gurú de las dietas: “Conozco todas las dietas, las he hecho todas”.

En este momento de su vida admite que hace vida saludable para mantenerse. “Yo me cuido muchísimo, con el deporte”, asevera Madruga. “Pero es que soy así, por muchas dietas que haga: no se pueden perder veinte kilos en un año”.  Pero, desde luego, nunca volvería a hacer una dieta tan dura como la que hizo en el pasado.

CÓMO SENTIRTE GUAPA

Por eso, con todo lo que ha aprendido, afirma con total rotundidad que “todas las chicas son guapas, sean como sean, lo importante es saber sacarnos partido a nosotras mismas”. Por ejemplo, explica: “Si eres una persona gordita, tú misma tienes que saber qué ropa te tienes que poner para taparte lo que no te gusta”. ¿El color? El que mejor te sienta, o el saber pintarte para que verte más guapa. Una mujer, una señora o una abuela pueden ir siempre bien vestidas con una blusa y un pantalón, pero con la clave puesta en los complementos. “Unos pendientes, una pulsera, un collar o un buen bolso arregla más que mucha ropa”, aconseja Madruga.

La clave de Madruga para estar radiante es un lookazo. “Unos pantalones negros pitillo y una blusita estrechita por arriba”, aconseja. Por supuesto, también los vestidos cortos, negros o verde caza, con un poquito de manga para las que tengan más brazo. Pero los vestidos rectos, nada de volantes ni de goma en la cintura.

En definitiva, lo importante es cuidarse mucho. Comer mucha verdura, desayunar batidos, a mitad de la mañana una pieza de fruta, por la tarde unas almendras, y por la noche cenar ligero. “Eso sí, soy una persona joven y cuando llega el fin de semana si tengo que beberme un par de cervezas o un combinado y unas patatas fritas, pues me las voy a tomar”, concluye entre risas.

Seguir leyendo
También te puede interesar…

Gente brillante es un espacio para dar a conocer historias que no te dejarán indiferente. Personas que de una u otra manera han dejado su marca personal. Historias que te acercarán a los más vulnerables, vidas de héroes anónimos, de grandes luchadores y luchadoras, de proyectos brillantes para cuidar el medio ambiente y de propuestas innovadoras. En definitiva de gente que arriesga, que intenta, que se supera, que con su energía contagia y que con su luz iluminan.

Más de Nosotras

Arriba