La realidad del abandono animal: la lucha de todos los veranos

0
793
abandono_animal_verano

No hay duda: el abandono animal es un hecho. Y, más que un hecho, una lacra. Y es que, a pesar de las muchas campañas de concienciación que llegan desde protectoras y asociaciones para el cuidado animal, son demasiados los dueños que dejan de lado a sus mascotas. Un hecho que se produce con mayor intensidad en verano.

¿Por qué aumenta el abandono animal en verano?
La compra y la acogida de mascotas se produce, en su mayor parte, en invierno. Es en esa época en la que muchas familias asumen la llegada de este nuevo amigo con toda la ilusión del mundo.
Pero llega la época estival y, con ella, la realidad. Las mascotas necesitan atención y tiempo. Y claro, las familias se van de vacaciones, están más tiempo fuera de casa y los perros, gatos, conejos y demás son solo un estorbo. De ahí que las protectoras de animales se vean desbordadas. Y eso en el mejor de los casos, ya que no son pocas las personas las que los abandonan en el campo o en una carretera.

verano-animales

Plasencia. Un caso real de abandono animal
Dejando de lado las generalidades, existen casos concretos que hielan la sangre. El año pasado, la Asociación Protectora de Animales y Plantas de Plasencia hacía hincapié en una situación escalofriante. A las puertas de su sede, una persona o un grupo de ellas, ya que se desconoce la identidad de estas, dejaron un total de 10 cachorros recién nacidos de pastor alemán. Un acto que conmovió a la protectora, la cual no tuvo más remedio que movilizarse para ponerse en contacto con personas que pudieran hacerse cargo de los animales. Un hecho que no es aislado y que conforma la realidad del panorama general.

Antes de comprar una mascota hay que asumir la realidad y tener en cuenta que se trata de un nuevo miembro de la familia que necesita cuidados y atenciones. Ellos te van a dar cariño, fidelidad, compañía… y, a cambio, requieren de tu compromiso para no acabar solos en medio de una carretera.