Pasión por el fútbol femenino

0
26379
futbol_femenino_vazquez

María Vázquez se ha convertido en un referente, en el ídolo de clubes, jugadoras y aficionados del fútbol femenino, un deporte que cada vez coge más fuerza haciéndose un hueco importante en nuestro país. Su afición por ese deporte también lo tienen sus dos hijas mayores, María y Rocío. Las pequeñas deportistas un día preguntaron a su madre por qué había colecciones en los quioscos de fútbol masculino, pero no del femenino. Sin pensárselo dos veces, esta madre futbolera se puso manos a la obra y decidió que ella fabricaría una colección para sus hijas.

hijas_maria_vazquez
Las jugadoras compartieron un rato con las pequeñas después del partido

Como si de un juego también para ella se tratara, el año pasado comenzó esta andadura. Su idea era fabricar a mano con ayuda de sus conocimientos de retoque fotográfico las plantillas de los equipos preferidos de sus hijas, el Sevilla CF y el FC Barcelona. ¡Dicho y hecho! Con el tiempo, sus hijas pedían más y más, su sueño era tener la colección completa. Foto por aquí, plastificación por allá, búsquedas eternas y contactos con los clubes para conseguir las fotos. Pero llegó el momento en el que era imposible conseguir todas las fotos de las jugadoras de la Liga Iberdrola. María, de profesión periodista, acudió a las redes sociales e hizo de Twitter su mejor altavoz. Un altavoz que funcionó a todo volumen y por el que María consiguió un aluvión de respuestas, ayuda e ilusión desbordada por parte de aficionados, jugadoras y clubes.

maria_vazquez_futbol_femenino
Las jugadoras ya conocían la bonita iniciativa de María de la temporada pasada

Poco después cumplía su misión, el sueño de sus pequeñas, recopilar todo el material para completar esa colección tan especial y, además, conseguían ver un partido que enfrentaba a sus dos equipos preferidos, el Sevilla Fútbol Club y el Fútbol Club Barcelona en el estadio Ciudad Deportiva Joan Gamper. “Hemos vivido nervios y emociones. Mis hijas han conseguido cumplir su sueño de acudir a un partido”, asegura María. Esta madre dice que “quería que sus hijas se vean reflejadas en deportistas femeninas. Pero, sobre todo, para que si van a la plaza y ven a unos niños jugando sientan que tienen el mismo derecho de jugar que ellos”.

Una madre que con su iniciativa ha conseguido cumplir mucho más que el sueño de sus pequeñas. Ha conseguido dar visibilidad al fútbol femenino y demostrado que en el mundo del deporte todos somos iguales.