“Las Leonas”, pasión y entrega por el rugby

0
7715
las leonas rugby

Son las 11 de la noche e Isabel Rico llega a casa después de un día duro. Es viernes, ha salido de casa muy temprano para ir al colegio en el que trabaja como profesora de primaria, después ha ido al gimnasio a entrenar para terminar en el campo del Olímpico de Pozuelo su semana. Así es el día a día de la capitana de la selección española de rugby XV. Cinco días por semana lleva una dura rutina, luego el fin de semana tiene un día de descanso; el otro es para darlo todo en el campo y conseguir un nuevo triunfo para su club en la liga Iberdrola. ¿Duro? “¡Qué va!”, contesta Isabel. Para ella, es el sacrificio que debe hacer para seguir en lo que más le gusta: jugar al rugby y enseñar.

isabel rico-rugby
Isabel en el campo durante un partido con la la selección española

Así es la vida de las deportistas de esta disciplina en España. En el rugby 7 sí existen becas y las jugadoras pueden dedicarse plenamente a la práctica deportiva, pero en el XV deben compaginarlo con el trabajo para sobrevivir. “Solo tenemos dietas en las concentraciones, una pequeña compensación económica. Sabemos que hay que hacer el esfuerzo; por ejemplo, en el trabajo pedimos días de vacaciones para dedicarlos al 100% a la selección”.

isabel-rico-con-su-padre
Guillermo Rico, padre de Isabel, fundador del equipo de rugby en Talavera

Para Isabel, el rugby no era un desconocido pese a que empezó a practicarlo en su etapa universitaria. “Mi padre fue el fundador del equipo de rugby de Talavera. Él jugaba y yo desde pequeñita siempre he sido deportista…natación, atletismo y hasta gimnasia rítmica. Pero, cuando iba a ver a mi padre jugar, me encantaba. Era un deporte en el que podías embarrarte, tirarte al suelo… el sueño de cualquier niño”. En ese momento, el rugby femenino ni siquiera se planteaba como opción femenina, pero gracias a los JJOO comenzó a tener más visibilidad. Ya de universitaria, Isabel decidió que era su momento. “Conocí a Irene Schiavon, compañera actual del Olímpico de Pozuelo y, a día de hoy, una gran amiga”.

concentración-seleccionXV-rugby-femenino
“Las Leonas” durante un partido de la selección en Escocia

“El primer entreno fue amor a primera vista. Quería mejorar, absorber todo lo nuevo, ser más polivalente” y así arrancó una gran carrera como deportista. Isabel fue consciente de los sacrificios desde el minuto uno, no iba a ser algo fácil. “He dedicado muchos años, fines de semana, tiempo, viajes… A nivel familiar y amigos el sacrificio mayor es el tiempo, pero a nivel laboral también existen. El año del mundial tuve que dejar todo por el rugby. Pero las alegrías superan los sacrificios: he viajado, jugado en otros países, conocido a gente increíble… merece la pena todo”.

entrenamiento-las-leonas
“Las Leonas” durante un entrenamiento

“No es deporte para chicas”
El rugby es un deporte como otro cualquiera, pero existe un hándicap a nivel social: la gente lo considera un deporte de hombres por la dureza que exige en ocasiones. Placajes, contacto físico agresivo, etc. “Tenemos que luchar con comentarios como no es deporte para chicas, masculiniza la figura de la mujer…Nosotras somos responsables de eliminar esa imagen, lo importante es que te sientas bien, nadie te debe quitar las ganas. Demuestra que puedes hacerlo y sobre todo piensa en ti. Debes ser egoísta y hacerte respetar, que nadie te haga cambiar de opinión o nunca tomarás la decisión adecuada”.

Isabel afronta nuevos retos para este año; “tengo la suerte de hacer lo que más me gusta. Soy profe de primaria y quiero transmitir los valores del deporte a los niños, tenemos valores positivos que nos hacen especiales. El sacrificio, la lucha, la pasión… Educar a esos peques que son el futuro en valores e intentar cambiar, por la parte que me toca, a la sociedad, enseñar a valorar a las personas. A nivel deportivo en 2018, ganar la liga con mi equipo y con la selección tenemos un europeo. Hacer base fuerte de cara al próximo mundial en cuatro años, crecer juntas. Demostrar, como lo hicimos el año pasado, que las 26 jugadoras nos convertimos en una”.

isabel-rico-con-sus-padres
Isabel con sus padres durante la clasificación para el Mundial

Isabel contagia fuerza, positivismo y entrega. Escuchar su voz cansada al final del día te hace entender el sacrificio de estas deportistas para hacer lo que más les gusta: jugar al rugby. Un sacrificio dulce con el que demuestran que son grandes mujeres dispuestas a dejarse la piel en el campo de juego.