La quimio jugando se pasa volando

0
1042

Juegaterapia es una Fundación que vive por y para mejorar la vida de los niños enfermos de cáncer. Niños en duros tratamientos de quimioterapia que apenas pueden salir al pasillo para hacer algo tan propio de su edad como es jugar. Así que, si ellos no pueden salir, les llevamos el juego a su habitación. Mónica Esteban, presidenta y fundadora de Juegaterapia cuyo lema es ‘la quimio jugando se pasa volando’, descubrió la mejoría en la forma de afrontar el tratamiento de un niño al que regaló una videoconsola; desde entonces recoge videoconsolas que la gente ya no usa y las reparte por las habitaciones de oncología pediátrica de todos los hospitales españoles para que los pequeños pasen sus ciclos de quimio jugando y se olviden de su enfermedad.

Pero esto fue sólo el principio, viendo el éxito de la iniciativa Juegaterapia decidió hacer algo más grande y proyectó “El jardín de mi hospi”, una idea que consiste en transformar las cubiertas de los hospitales en zonas de juego y relax al aire libre. Los niños pueden seguir recibiendo sus tratamientos mientras juegan en los jardines con sus familiares como cualquier niño. Poder salir a jugar al exterior, les devuelve a su vida normal, como todos los pequeños que van al parque cada día, y es que, según declaraciones de los padres y personal de enfermería “un niño triste, que pasa semanas y meses sin salir de su habitación es mucho más difícil sacarlo adelante”.

Primer jardín, Hopital La Paz (Madrid)

A medida que la idea se va haciendo más y más grande aparecen los problemas de financiación, que en principio se resolvían con aportaciones a través de mensajes SMS; pero su gran oportunidad fue la llegada de los Baby Pelones, “los muñecos más bonitos del mundo” porque están inspirados en los niños que luchan contra la enfermedad y son un homenaje a ellos. Llevan un pañuelo en la cabeza, con diseños de El Hombre de Negro, Alejandro Sanz, Shakira, Paula Echevarría, Alba Carrillo, Rossy de Palma, Vicky Martín Berrocal, Amelia Bono, y María y Jorge, dos pequeños luchadores. El 100% de los beneficios de su venta va destinado a la Fundación Juegaterapia.

Gracias a la venta de este y otros modelos de los Baby Pelones, la Fundación financiará un proyecto de investigación para luchar contra el cáncer pediátrico en el que invertirá 100.000 euros a través del CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas).

Otras iniciativas llevadas a cabo por Juegaterapia han ido modificando partes de los hospitales: unidades de dolor en su campaña “Cambiar dolor… por color”; creación de pequeñas salas de cine con su proyecto “En el Hospi estoy de cine”; o “Las Estaciones Lunares de Juegaterapia” que se encargan de transformar los lugares más complicados, las habitaciones de aislamiento.

                              

Hemos hablado con Marga, madre de Mario, a quien diagnosticaron leucemia con solo 3 añitos: “Cuando un niño enferma te das cuenta de que de repente todo son prohibiciones: no puede salir, no puede ir al colegio, no puede relacionarse de forma normal con los demás, dar besos, abrazar, exponerse a cualquier virus…” nos cuenta.

Poco tiempo después de su ingreso en el Hospital La Paz conocen a Mónica, que les cuenta el proyecto y les ofrece una videoconsola para su hijo.

Desde entonces viven muy de cerca todos los proyectos de Juegaterapia, Marga relata feliz cómo “han pasado a formar parte de nuestra familia en todos los sentidos, han conseguido que sus proyectos lleguen de forma real a quienes los necesitan. Han logrado dar a mis hijas una vida normal cuando iban a visitar a Mario, no estaban metidos en una habitación y podían estar jugando con su hermano enfermo al aire libre.”

Mario y El Hombre de Negro

Mario ha estado en tratamiento dos años y medio sin sufrir apenas complicaciones, los primeros ingresos fueron muy largos y partir del diagnóstico las estancias en el hospital fueron continuas y de una media de tres semanas. Afortunadamente, podemos contar que ya lleva un año sin tratamiento.

No solo luchamos por un final feliz sino también por un transcurso feliz. Enhorabuena Juegaterapia.