¿Una española de la NASA en la Luna?

0
1255

Quiero vivir en la Luna

Es la imagen de muchos niños en su infancia: un casco hecho de papel albal, un tubo de bucear y zancadas lentas simulando ser un astronauta llegando a la Luna. ¿Quién de pequeño no ha querido en algún momento ser astronauta?, Cuando ya maduras, conoces lo que es la NASA, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, para un niño el lugar donde se explora el espacio, la tecnología punta y los cohetes en los que se viaja para las misiones espaciales. ¡Guau¡ Y eso pensó Vanesa. De pequeña pasaba horas y horas mirando las estrellas con su telescopio. Cualquier acontecimiento del que se tenía información de la NASA despertaba la curiosidad de esta madrileña. El centro de control repleto de ingenieros esperando conocer el éxito, o el fracaso, de una misión espacial era su mejor entretenimiento. Esos ingenieros uniformados se convirtieron en sus ídolos durante su infancia. A la atracción por el espacio se unía la curiosidad con todo lo relacionado con la informática, otra de sus pasiones. Siempre le llamó la atención no jugar con los ordenadores, sino ir más allá; la programación, los comandos o el lenguaje HTML, esos códigos que son jeroglíficos para todos los mortales, excepto para los ingenieros informáticos. Vanesa, una madrileña con apellidos muy españoles, unió sus pasiones y peleó por conseguir lo que ella creía un imposible, trabajar para la NASA.

Vanesa es de las pocas mujeres españolas que trabajan en la NASA

Estudió en la Universidad Politécnica de Madrid y como ingeniera informática brillante se hizo un hueco en la NASA. Lo consiguió tras desarrollar, para su departamento de robótica, una aplicación ANDROID que permitiese controlar el robot de movilidad gemelo del Curiosity y tras trabajar en la Agencia Espacial Europea. Hoy vive en Silicon Valley, California, y su trabajo lo es todo para ella. Vive su sueño de infancia cuando imaginaba que en el futuro podría volar al espacio. De momento no lo ha hecho, su trabajo consiste en adelantarse a lo que está por venir desarrollando proyectos de tecnología futurista.

Vanesa estudia cómo será el tráfico del futuro

Vivir en la NASA

Y, como los sueños se hacen realidad, esta madrileña estudia cómo será el tráfico en un par de décadas. Un tráfico que dejará a un lado las carreteras y se centrará en taxis voladores y drones que transporten pasajeros. Una idea brillante para reducir los atascos, los gastos en infraestructuras y permitir a los usuarios disfrutar de un trayecto disfrutando de las vistas. ¡Suena bastante bien!, y así lo siente Vanesa. Su trabajo apenas le permite tiempo libre pero su felicidad es plena. No solo por desarrollar su carrera profesional en uno de los sitios más importantes para su área, sino también porque la NASA le permite disfrutar de la vida con la que soñaba de pequeña. Túneles de viento, centrifugadoras y participar, próximamente, en un proyecto en el que vivirá 45 días en una cápsula espacial simulando un vuelo a un asteroide. Vanesa no ha viajado a la Luna, pero sí ha experimentado sensaciones espaciales. En 1969, el hombre pisó la Luna por primera vez… quién sabe si Vanesa se convertirá en la primera madrileña en conseguir el sueño de millones de niños en el mundo.